Cómo calcular la amortización de un préstamo

Hay una regla de economía doméstica que siempre se cumple: Créditos con calendarios largos, mejores para el banco. Y créditos de calendarios cortos, mejor para el cliente. Por tanto, conocer en qué consiste la amortización de tu préstamo te ayudará a tomar decisiones sobre el importe y las cuotas a elegir. En este artículo te damos las claves para calcularlo, además de una alternativa si quieres evitar un calendario de pagos largo: los créditos online de Creditocajero.es.

Amortización de un préstamo

Conceptos básicos: qué es la amortización, la TAE y el periodo de carencia

Dejando a un lado la amortización de activos, que hace referencia a un bien en propiedad y no tiene nada que ver el motivo de este artículo, nos centramos en la amortización de pasivos: es ese proceso que se prolonga en el tiempo, compuesto de cuotas y mediante el cual se cancela una deuda que se contrae con una entidad crediticia. La deuda se compone del capital solicitado (importe del crédito) más los intereses (TAE) que se aplica en la operación. El número de cuotas depende del acuerdo que al que se llega con la entidad, aunque lo normal es que sean 12 al año, una por cada mes. 

Calcular la amortización de un préstamo significa, por tanto, conocer con detalle el calendario de cuotas que debe hacer frente el cliente, con las fechas de pago y el importe concreto en cada caso. Existe también la denominada amortización (parcial o total) anticipada de un préstamo, que consiste en cancelar una parte de la deuda antes de lo que se había establecido en ese calendario de cuotas.

Los intereses se calculan en base a la TAE ofrecida por el banco o entidad financiera. Es la Tasa Anual Equivalente y agrupa todos los gastos que tiene asociados ese crédito. Por su parte, el periodo de carencia es otro concepto interesante para quienes solicitan un crédito: es el periodo dentro del proceso de amortización (normalmente al principio) en el que el cliente solo paga intereses y no cancela deuda, con la intención de hacer más llevadero el préstamo.

Cómo calcular la amortización de un préstamo

Para hacer ese cálculo existen diferentes herramientas, unas más automáticas que otras. Las más sencillas de utilizar probablemente sean los simuladores que facilita gratuitamente la página web del Banco de España. Con ellos se pueden conocer las cuotas a pagar en muy diferentes préstamos: hipotecario o personal, sin periodo de carencia, con amortización parcial anticipada, etc.

Por otro lado, también se puede realizar ese cálculo de forma individual a partir de un programa tan común como Microsoft Excel. Para ello, existen diferentes tutoriales online sobre cómo elaborar una tabla correcta de Excel y cómo aplicar las funciones financieras predeterminadas en el programa, que son tres principalmente:

  • Función PAGO: calcula el pago mensual de un crédito en base a una tasa de interés constante.
  • Función PAGOINT: calcula sólo lo que se paga en concepto de intereses de un crédito en base a una TAE constante.
  • Función PAGOPRIN: calcula sólo lo que se paga en concepto de capital de un crédito en base a una TAE constante.

Para elaborar la tabla en Excel de forma satisfactoria no son necesarios conocimientos financieros avanzados, pero sí será conveniente tener destreza con el propio programa.

Solicitar un préstamo sin largos periodos de amortización

El periodo de amortización de un préstamo bancario es, en la mayoría de los casos, bastante largo, pues es lo que beneficia a la entidad: cada cuota incluye intereses, por lo que a más cuotas, más beneficios para el banco. Por tanto, si el usuario no necesita un crédito de importe elevado, no es aconsejable pedir un préstamo con una amortización a largo plazo.

En ese caso, lo que realmente interesa es una amortización corta o rápida, precisamente lo que ofrecen los minicréditos online como los de Creditocajero.es. Para ellos no existen calendarios de amortización, pues el préstamo se devuelve de una sola vez, dentro de un plazo elegido por el cliente. Eso no quiere decir que no haya gastos: los hay, pero se pagan también de una sola vez, en el momento de devolver el capital. 

Y en este punto, también conviene hacer una aclaración importante sobre los intereses de los microcréditos: estas cantidades están expresadas en %TAE, aunque se trata de un valor pensado para los créditos de largos periodos de amortización, pues expresa el coste de un crédito a lo largo de un año. Por tanto, el cálculo de los gastos de un microcrédito en términos relativos suele dar una TAE elevada, aunque el porcentaje real de intereses es mucho menor en todos los casos.

En resumidas cuentas, si quieres calcular el calendario de amortización de tu préstamo, utiliza cualquiera de las herramientas indicadas arriba. Y si quieres evitar calendarios de cuotas largos, opta por los minipréstamos para cantidades pequeñas o medianas, de 300€ por ejemplo, que es precisamente el importe máximo que se puede solicitar en Creditocajero.es la primera vez.