Ayudas para alquiler

ayudas para alquiler


La oportunidad que ofrece el Plan Vivienda en ayudas para alquiler abre un sinfín de posibilidades para la gente joven que necesita independizarse. Es curioso que el promedio en España para que los hijos emprendan y se independicen es de 29,1 años; es decir, 10 años más tarde que los suecos. Solo por debajo de la media española encontramos a Malta (31,1 años); Eslovaquia (30,9); Italia (30,1) y Grecia (29.4).

En estos tiempos de constantes inconvenientes económicos, los jóvenes tienen serias dificultades para tener estabilidad laboral y, por si fuera poco, una vivienda propia. Según un estudio elaborado por la firma Fintonic, el español gasta en la renta de alquiler de una vivienda un promedio de 502 euros al mes. Si le sumamos a esta cifra los gastos del hogar como los servicios de luz, agua, además de las provisiones de comida y otros gastos, el sueldo seguramente se ve muy reducido.

Es muy necesario el programa de ayudas que no solo es para quien alquila, sino también para quienes deciden comprar. En este caso concreto, el Plan Estatal que tiene una duración de tres años (2018-2021) centró sus ayudas para alquiler menores de 35 años y, por supuesto, a los mayores de 65 años. El principal beneficio es la subvención del 50% del alquiler para un máximo de 900 euros del coste total.

Cómo optar a las ayudas para alquiler

Para optar a este beneficio, lo primero es no tener una viviendo propia y tener ingresos inferiores a tres veces del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM), cuyo origen se remonta a 2004 sustituyendo al Salario Mínimo Interprofesional y se usa como referencia para la concesión de ayudas y subsidios de desempleo. Para más señas, en 2017 el IPREM es de 532,51 euros al mes; 6.390,13 euros al año en 12 pagas o 7.455,14 euros en 14 pagas.

En el caso de los adultos mayores, el requisito es no tener un patrimonio igual o superior a 100.000 euros, aunque también tienen un beneficio extra que es el de una ayuda de 200 euros al mes para cancelar suministros de agua, luz o la comunidad de vecinos, siempre y cuando la pensión no supere en tres veces el IPREM.

Quienes opten por esta vía tienen una gran oportunidad de disfrutar de sus ingresos fijos mensuales teniendo independencia y ejecutando algunos consejos sobre cómo ahorrar en casa, para así superar los obstáculos que da la vida cotidiana sin caer en altos niveles de estrés.

Al unirse ambos factores, ayudas para alquiler y una forma racional de ahorrar en casa, tendrás posibilidades de sobrellevar el día a día y maximizar tus esfuerzos para disfrutar lo más posible del dinero. Sin embargo, siempre habrá imprevistos en el camino y por ello Creditocajero.es surge como una opción para solucionar este tipo de situaciones.

Con solicitar préstamos personales, de una manera rápida y sin mucho papeleo, tendrás la asistencia deseada de una institución seria y responsable que te dará la mano cuando más lo necesites. Este tipo de financiamientos inmediatos están las 24 horas del día y los 365 días del año disponibles, para hacer tu vida más fácil.