Comidas baratas

comidas baratas
Designed by valeria_aksakova / Freepik

Cada vez se hace más necesario reinventarse, para aprovechar mejor los recursos e intentar estirar lo más posible el dinero. Entre tantas posibilidades que se presentan para ahorrar en la vida diaria se suma la preparación en casa de comidas baratas, para llevar en tupper.

¿Qué se necesita para abaratar costes en la realización de comidas baratas en casa? Principalmente, mucha imaginación y ganas de aventurarse en el arte culinario, sin pretender ser un profesional. Para cocinar es vital la compra de los ingredientes, al ser estos la base de cualquier plato. Las visitas a los mercados es más que necesaria, para tratar de aprovechar precios que no se verán en otros establecimientos de mayor envergadura.

Si hay posibilidad de reunir la mejor materia prima, será cuestión de darle rienda suelta a la inventiva y empezar en la cocina la preparación que, en definitiva, cumpliría con el objetivo de cómo ahorrar en casa. Una mezcla de buen sabor con sencillez y muchos euros sobrantes.

Consejos para ahorrar en la compra de alimentos

Organizarse es la principal estrategia para la elaboración de comidas baratas. ¿De qué manera? Realizando una lista de la compra, centrándose en lo realmente necesario para evitar caer en caprichos que costarán una cantidad importante de dinero.

Para quienes les gusta visitar los mercados, no hay duda que su bolsillo lo agradecerá. Sin embargo, en los supermercados también hay posibilidades de conseguir precios a la medida de tus posibilidades siempre y cuando se encuentren ofertas y comparando precios. También están los establecimientos “hard discount” donde encontraréis marcas que no son muy reconocidas, pero que muestran precios más que competitivos y que aseguran mucha calidad.

Es importante optar por productos frescos, aunque tendréis que olvidaros de los envasados en los que solo debéis descongelar y calentar. Puede que dé más trabajo, pero la calidad de sus sabores aumenta y el placer de degustar el plato aumentará.

La planificación como base del ahorro en casa

Las recetas de la abuela, o las que podéis conseguir en los libros de cocina, incluso los que están en cualquier página de Internet, serán las guías principales para la planificación de la semana y, de este modo, elaborar comidas baratas para toda la semana.

El resultado de estas preparaciones seguramente hará que rindan más los platos. En vez de hacer solo las cantidades diarias, una de las mejores opciones es cocinar toda una carne, un pollo o un pescado, por ejemplo, y servir en raciones específicas que serán utilizadas en los días que se dispongan. El resto, se puede congelar para así facilitar su conservación y durabilidad, debemos saber que es necesario ahorrar energía en casa, tratando en lo posible de aprovechar al máximo el fuego y el poder del refrigerador.

Al seguir estas sugerencias, seguramente podéis ahorraros alrededor de 1.500 euros al año, la media del gasto por comer fuera de casa es de 217 euros al mes en España; por supuesto, dependerá mucho de la ciudad y el restaurante que se elija.

Si surge una necesidad económica y no te alcanza en el momento el dinero para adquirir lo indispensable, Creditocajero.es te ofrece la posibilidad de apoyarte con préstamos personales online ajustados a tus necesidades y con las mejores condiciones en este ámbito.