Cómo calcular la TAE rápidamente

El TAE o la TAE es un término económico del que oímos hablar muy a menudo, aunque no siempre se tiene claro cuál es su significado ni para qué se aplica. En este artículo te contamos qué es exactamente esta tasa, como se puede calcular el TAE y cómo afecta este valor a los minicréditos online de Creditocajero.es.

Qué es la TAE

La palabra TAE es una sigla que significa Tasa Anual Equivalente, aunque también se puede desglosar como Tasa Anual Efectiva. El TAE es una tasa o porcentaje de interés que engloba todos los gastos que se generan en una operación económica. Es importante no confundirlo con el Tipo de Interés Nominal (TIN), que hace referencia al porcentaje de interés que tiene la operación, pero sin contar otros gastos reales como los gastos de apertura, de cancelación, de estudio y otros muchos que pueden surgir. Por tanto, el TAE es el TIN + el resto de gastos de la operación. Es decir, un TIN puede ser relativamente atractivo (TIN del 8%, por ejemplo), pero la suma del resto de gastos puede convertir la operación en poco interesante (ese TIN del 8% se puede convertir por ejemplo en un TAE del 13%, siguiendo ese hipotético caso).

El TAE se calcula sobre las dos principales operaciones económicas que un cliente puede realizar con un banco: por un lado, el crédito personal o hipotecario, y por otro, las inversiones o depósitos en cuentas bancarias. En el primer caso, el TAE expresa lo que pagamos de gasto al banco, mientras que en el segundo ese TAE hace referencia a la rentabilidad total (descontados los gastos) que obtenemos por el dinero que invertimos o depositamos en el banco.

Cómo calcular la TAE en un crédito personal bancario

A la hora de calcular la TAE en un crédito personal, lo que se pretende es realizar la suma de todos los gastos que se vayan a realizar al cabo de un año, ya sean mensuales, anuales o puntuales, y expresar ese porcentaje en relación al capital inicial. Sin embargo, se trata de un cálculo verdaderamente complejo, solo al alcance de quien tiene unos conocimientos económicos y financieros muy elevados, de nivel profesional. 

Para simplificar el cálculo de la TAE, el Banco de España ha desarrollado en su página web una herramienta que permite conocer qué valor tiene el TAE en una determinada operación. Para ello, tan solo es necesario indicar algunos datos concretos en esa calculadora, como cuál es el capital inicial, cuáles son los gastos periódicos (que normalmente son mensuales o anuales), cuál es el TIN y cuál es el plazo de amortización.

En esta herramienta podemos descubrir que, por ejemplo, un crédito cuyo capital inicial sean 5.000€ a devolver en un año, con 20€ de gastos en origen, 20€ de comisiones por conceptos varios y a un 10% de interés anual, el TAE resultante que pagará el cliente es del 21,06%.

Image title


La TAE en Creditocajero.es

Sin embargo, si lo que quieres es conocer cuál es la TAE de los micropréstamos online de Creditocajero.es, puedes perfectamente eliminar de tu cerebro toda la información anterior, puesto que la TAE es un valor que no refleja fielmente cuánto cuesta un minicrédito. En realidad, la TAE es un valor antiguo, válido para herramientas de financiación tradicionales, como los créditos bancarios, que tienen una vigencia de larga duración y cuyos gastos se deben expresar en clave anual.

Sin embargo, la economía y el mundo cambia, y con ellos las opciones de pedir dinero prestado, como es el caso de los minipréstamos online. Estos son una solución a corto plazo, de modo que la TAE en estos casos distorsiona la idea de gasto real, ya que su vigencia es muy corta y nunca llega al año, ni mucho menos. Por tanto, calcular los gastos de un crédito tan breve (que puede tener un plazo de devolución de apenas un día) con un valor que hace referencia a una anualidad no tiene mucho sentido. Además, en nuestros créditos online no hay gastos ni de estudio, ni de apertura ni de otro tipo: se paga una sola vez lo estipulado, y ya está.

En cualquier caso, Creditocajero.es está muy comprometido con la transparencia y la información veraz al cliente, y por ello siempre se informa de la TAE correspondiente en cada operación, aunque las cifras (a partir del 3000% de TAE) pueden chocar al cliente. En realidad, ese valor es una proyección acerca de lo que costaría anualmente ese préstamo en el hipotético caso de que nuestro préstamo fuera de largo plazo. Pero lógicamente, nuestra razón de ser no es esa, sino la de ofrecer soluciones inmediatas, breves, sin rodeos. Y una vez que el cliente haya recibido, gastado y devuelto su dinero, liberamos al cliente de responsabilidades y exigencias futuras. Digamos que, de un año, nos sobran 11 meses.