Cómo entender tu nómina

cómo entender tu nómina
Designed by snowing / Freepik

La información es poder y eso aplica en cualquier ámbito de la vida. Cada vez que recibes tu nómina y ves un conjunto de conceptos y números, puede que en algunos casos exista conformidad con lo expuesto y se atine a decir este fue el total por ese esfuerzo de horas laborables. Solo que eso no debería ser suficiente.

Ser curioso, conocer realmente qué significa cada deducción o, incluso, aporte, y entender por qué da un número total, es lo más sano para la relación patrono-empleado. Sí, es cierto que al final lo que cuenta es ese total, pero no está demás tener presente que mientras más se manejen datos, mejor será la planificación presupuestaria individual.

Claves para entender tu nómina

Cómo entender tu nómina es determinante he aquí algunas claves para ello. En esa hoja que se recibe durante el día de pago hallaréis un encabezado que debería incluir los datos fiscales de la empresa, así como tus datos y otros relevantes como la antigüedad, la categoría profesional en la que estás y el tipo de contrato.

El concepto del salario base es precisamente el punto de partida para cualquier cálculo. Obviamente, no puede ser inferior al mínimo que indica el acuerdo con el patrono y debe estar a la par de tu categoría profesional. Luego, verás la Antigüedad que es un complemento que variará a tu favor cada cierto número de años, tomando como referencia el salario base y las condiciones de contrato entre ambas partes.

Lo siguiente son otros tipo de denominaciones que dependerán de las políticas salariales del convenio o contrato. Por ejemplo, dietas, kilometraje, horas extras, aportaciones a planes de pensiones o seguros; gratificaciones extras y por formación. Esos pagos en especie no pueden superar el 30% de las retribuciones totales. Ten en cuenta que el salario que te pagan nunca puede ser menor del salario mínimo interprofesional vigente de cada año, que puede ser reducido en proporción al número de horas trabajadas si el caso es un trabajo a tiempo parcial.

Esta remuneración en especie está sujeta al pago de cotizaciones a la Seguridad Social y es libre del impuesto sobre la renta dentro de ciertos límites. Claro está, dada estas condiciones aún el trabajador ve atractivo este tipo de pagos.

Observando un poco más abajo está el área de las deducciones, cuyas cifras muestran el descuento por Seguridad Social (cubre eventuales bajas por incapacidad, la futura pensión, seguro de desempleo). En este proceso de cómo entender tu nómina está la retención del IRPF que es un adelanto del impuesto sobre la renta y que se sabe la cantidad final cuando se hace la declaración definitiva. El porcentaje de retención aumenta proporcionalmente al alza del salario y dependerá también de la situación familiar, como por ejemplo el nacimiento de un hijo.

Sobre el salario neto

Finalmente, el salario neto es líquido que se recibe. Lo compone la suma de todo lo que se indica menos las deducciones que se aplican. Al estar pendiente de lo que recibes y te descuentan, seguramente verás con mayor claridad si, en efecto, estás percibiendo lo que acordaste inicialmente y si los porcentajes son los que deben ser.

Si bien recibistéis consejos para buscar trabajo y lograste realizar de forma efectiva tu entrevista de trabajo, queda de vuestra parte hacerle seguimiento para que se cumplan los convenios.

En caso de que presentes algunos imprevistos económicos que te metan en aprietos, Creditocajero.es siempre está dispuesto a echarte una mano con un préstamo rápido online en un proceso sencillo y sin papeleo.