¿Cómo saber si tengo deudas?

Nuestra vida diaria está llena de pagos y obligaciones, y en ocasiones es difícil estar al tanto y al día con todos ellos. También se puede dar el caso de que, tras un cambio de residencia, los recibos o las notificaciones no llegan correctamente, lo que ocasiona que se genere una deuda no intencionada. Las situaciones son variadas y dependen de cada caso, pero formar parte de las listas de morosos o de otros ficheros de solvencia es una realidad para muchas personas, incluso sin quererlo o sin saberlo. Si alguna vez te has hecho la pregunta “¿Cómo saber si tengo deudas?”, este artículo está hecho para ti. Toma nota de cómo consultarlo y qué soluciones se te plantean desde el punto de vista financiero.

Cómo saber si tengo deudas: te explicamos algunos consejos

¿Cómo saber si tengo deudas reflejadas en ASNEF?

ASNEF y otros listados como RAI o Badexcug son bases de datos gestionadas por empresas privadas donde se recopilan los datos de clientes con impagos, ya sean de carácter comercial o financiero. Cuando una empresa o un banco decide incluir a un cliente en esas bases de datos como consecuencia de una deuda, se lo comunica a éste mediante una notificación, normalmente como correo certificado. Sin embargo, es posible que dicha notificación no se reciba correctamente, por lo que el cliente podría estar incluido en ese listado sin saberlo. En ese caso, recomendamos enviar un mensaje al Servicio de Atención al Consumidor de la compañía que gestiona la base de datos, ya sea por email o por correo ordinario.En los casos en los que el cliente tenga la notificación en su poder, también lo podrá hacer a través de Internet, introduciendo un número de referencia que aparece en ésta. En cualquier caso, se trata de una consulta personalísima, que solo puede realizar el afectado.

¿Cómo saber si tengo deudas con la Administración?

Por supuesto, también puede darse el caso de tener deudas pendientes con la Administración, en cualquiera de sus niveles y en relación a instituciones muy diversas. La principal es Hacienda. La forma más sencilla de cómo saber si una persona tiene deudas de carácter fiscal es accediendo al sitio de la Agencia Tributaria y realizar la consulta mediante una clave de acceso o DNI con certificado digital. También se puede realizar la consulta de manera tradicional, acudiendo con los documentos oficiales necesarios a una oficina de la Agencia Tributaria.Los Ayuntamientos, uno de los estamentos con los que más obligaciones de tipo tributario tiene un ciudadano, también permite la consulta online de deudas, al menos en las grandes ciudades o en los municipios más informatizados. Puedes acceder al sitio web de tu municipio o acudir al departamento correspondiente para solicitar más información y realizar el trámite directamente.Por último, otra de las deudas habituales de un ciudadano está relacionada con las multas de tráfico, ya sea emitida por parte de la Dirección General de Tráfico o por tu propio ayuntamiento. Por tanto, existen dos formas de consulta. La primera, a través de la Sede Electrónica de la DGT o en una Delegación de Tráfico del Ministerio de Interior. Y la segunda, de nuevo a través del sitio web de tu municipio o en sus propias oficinas. En algunas ocasiones, esta consulta también la puede realizar tu seguro de automóvil, en función de la póliza contratada.

¿Qué hacer para eliminar el registro de los ficheros?

Formar parte de un listado de morosos no es para siempre. Además de la propia prescripción de la deuda, la normativa de privacidad de datos también contempla que los listados de morosos eliminen los datos de un usuario pasados unos años (te recomendamos consultar en la empresa que gestiona tu fichero de morosos). En cualquier caso, la mejor y más efectiva manera de dejar de aparecer en ellos es hacer frente a la deuda que originó dicho registro.

Mientras tanto, o incluso después de haber realizado el pago de la deuda (existe un periodo breve de días entre el pago y la eliminación de los datos), la mejor solución para conseguir financiación es recurrir a los préstamos con Asnef o cualquier organismo, puesto que los bancos no contemplan esta posibilidad. En Creditocajero.es podrás tramitar tu solicitud en muy diferentes casos, principalmente cuando acredites que el pago ya está realizado o cuando la deuda en cuestión no es de tipo financiero. Puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de atención para conocer más detalles al respecto y para iniciar la tramitación de tu financiación personal. Podrás conseguir un préstamos personal rápido en las mismas condiciones (TAE, cantidades y plazos) que el resto de clientes, es decir: entre 50€ y 300€ para el primer préstamo, a devolver en un periodo de entre 5 y 31 días. También podrás acogerte a nuestro programa de fidelización para futuras ocasiones.