Cómo salir de ASNEF Empresas

En el blog de Creditocajero nos hemos ocupado ampliamente de las implicaciones que tiene para un particular estar en ASNEF, así como las premisas para salir de esta lista de morosos. Sin embargo, también queremos dedicar un espacio a ASNEF Empresas, pues muchas compañías se ven afectadas por esta situación. En este artículo te contamos brevemente qué es y qué conlleva estar inscrito en él y nos centraremos más detenidamente en cómo salir.

Image title

¿Qué es ASNEF Empresas?

Como bien indica Equifax Ibérica, la empresa gestora de este listado de morosos, ASNEF Empresas es un fichero “multisectorial y de carácter no restringido” que contiene información de “personas jurídicas, empresarios individuales y autónomos” con incumplimento de obligaciones dinerarias. Por tanto, es la principal base de datos de empresas que tienen deudas con otras empresas (compañías de servicios, bancos, etc.).

¿Qué implica estar en ASNEF Empresas?

Conviene remarcar una puntualización que hace la propia compañía: la información contenida en el fichero se ciñe exclusivamente al “ámbito de la actividad profesional o empresarial” de las mencionadas personas jurídicas, empresarios individuales y autónomos. Por tanto, formar parte de él no debería tener consecuencias negativas en el ámbito personal, aunque este extremo nunca se puede asegurar al 100%.

Lo que sí está claro es que la empresa o autónomo inscrita en este fichero sí encontrará importantes perjuicios en su actividad comercial. En primer lugar, supondrá un importante obstáculo para su crecimiento, al no poder financiarse a largo plazo (créditos ICO, créditos bancarios, etc.). Y más importante aún, puede suponer un obstáculo para la mera supervivencia de la compañía, pues encontrará problemas para contratar servicios básicos y corrientes, como líneas telefónicas o servicios de renting.

Cómo salir de ASNEF Empresas

En primer lugar, lo que debe hacer toda empresa a través de sus representantes es consultar si está inscrita en el fichero y, en caso afirmativo, por qué. Es decir, identificar cuál ha sido la deuda que ha generado esa ficha negativa en la base de datos. Equifax Ibérica debe facilitar dicho acceso, pues es un derecho de toda entidad jurídica.

Si la deuda reflejada en ASNEF Empresas es cierta y se acepta, hay dos principales vías para salir, como ocurre en el caso de los particulares:

  • Pagar la mencionada deuda y remitir el justificante de pago a Equifax Ibérica. Se deberá hacer mediante un envío postal a un apartado de correos de Madrid. Teóricamente, la empresa debe proceder a la cancelación en el plazo de 10 días.
  • Dejar pasar el tiempo: la ley española sobre protección de datos indica que el periodo máximo durante el cual la compañía puede mantener los datos en sus ficheros es 6 años. Pasado ese periodo, los datos del deudor son borrados. No obstante, recordemos que ello no significa que la deuda se ha cancelado: quiere decir solo que los datos ya no están en ASNEF Empresas, pero la compañía acreedora puede seguir solicitando el pago de la deuda mediante diferentes vías.

Lógicamente, esta segunda opción es casi inviable, pues estar 6 años con una deuda visible en ASNEF Empresas es realmente complicado. Por tanto, recomendamos ponerse en contacto con la empresa que reclama la deuda y llegar a un acuerdo de pago. Si se contratan servicios de gestión de cancelaciones con una empresa independiente, aconsejamos informarse bien al respecto, especialmente en relación a las posibilidades de éxito del proceso.

Por otro lado, si la deuda reflejada en el fichero no es cierta o no se está de acuerdo con ella, se pueden ejercer los derechos de oposición a ella. Para pedir asesoramiento, puede acudir a la Oficina de Atención al Consumidor de la localidad o de la región en que esté ubicada la empresa, o bien contactar con un abogado. En determinados casos, además de lograr la cancelación de los datos se puede solicitar una indemnización.

Y mientras tanto, ¿qué?

Mientras se tramita la cancelación, ya se esté de acuerdo o no con la deuda, se puede recurrir a préstamos personales o pequeños créditos para obtener liquidez o solucionar determinados problemas de tesorería. Cada vez son más las empresas y autónomos que recurren a Creditocajero para este tipo de mini préstamos online con fines empresariales.

En nuestra web se pueden tramitar desde 50€ hasta 300€ al instante. Y si la empresa o el autónomo es un cliente habitual, ese límite puede llegar a los 900€. Por tanto, se trata de cifras más que considerables como ayuda para pagar a empleados, proveedores o impuestos. Por lo que respecta al plazo de devolución del préstamo con asnef sin aval, se puede elegir entre 5 días y 31 días para efectuar la devolución del importe más los gastos de gestión. Desde el área de usuario se pueden tramitar numerosas acciones, como el pago mismo de la devolución o una solicitud automática de prórroga. Nuestro servicio de atención al cliente está operativo de lunes a sábado, en un amplio horario que coincide con la jornada de actividad de cualquier empresa.