Créditos para parados sin ingresos

Como ya sabrán muchos desempleados, conseguir un crédito es más difícil cuando no se tiene trabajo, aunque se esté cobrando el paro. En Creditocajero no ocurre lo mismo: nuestra página web proporciona financiación a quienes están actualmente en las listas del INEM. Pero, ¿qué ocurre con los créditos para parados sin ingresos? ¿Y para aquellos que no pueden acreditar otros ingresos familiares? En este artículo tratamos de arrojar algo de luz en este tema.


préstamos para parados sin ingresos

Préstamos para parados sin ingresos familiares alternativos

Este supuesto es el que afecta a aquellas personas que, estando parados y recibiendo su prestación, son el sustento de su familia porque ningún otro miembro tiene ingresos económicos. En estos casos, la necesidad de financiación es aún más acuciante como solución para hacer frente a pequeños gastos urgentes.

Para todos ellos, Creditocajero.es representa una solución: nuestra web, mediante un sistema de comprobación automático, solo tiene en cuenta la situación del solicitante. Por tanto, un justificante de estar cobrando el paro es suficiente, independientemente de si hay o no ingresos familiares adicionales.

Préstamos para parados que han dejado de cobrar el paro

En una situación comprometida están también aquellos desempleados que han visto extinguido su derecho a cobrar la prestación. Esto ocurre cuando se sobrepasa el número de mensualidades que le corresponden al desempleado, que depende a su vez del número de días que tenga cotizados a la Seguridad Social, aunque el periodo máximo suele rondar los dos años.

No obstante, los préstamos para desempleados sin ingresos no son habituales por una razón: pocos son los parados que se quedan totalmente sin ingresos. Cuando se extingue el derecho a la prestación por desempleo, suele haber otros mecanismos estatales o autonómicos en forma de ayuda económica. Reciben nombres diversos según su asignación a los Presupuestos Generales del Estado o la Comunidad que los otorga: Programa de Activación para el Empleo, Plan PREPARA, Renta Mínima de Inserción, etc. Su importe suele ser de unos 400€ o superior si quien la concede tiene cargas familiares.

Si ese es tu caso, debes saber que Creditocajero también puede admitir a trámite solicitudes de aquellos que solo están cobrando este subsidio. Dado el importe bajo de nuestros minicréditos, estas rentas de inserción pueden en algunos casos considerarse suficientes para hacer frente a la devolución del préstamo.

¿Se conceden préstamos sin comprobante de ingresos para parados?

No, no se conceden préstamos sin comprobar ingresos para desempleados. Ni en Creditocajero ni en ningún otro sitio web. Pero esto no es una condición que se aplique solo a parados, sino que se aplica a todas las personas: si el solicitante no aporta un justificante de ingresos, Creditocajero no acepta la solicitud. Aunque se trate de un trabajador asalariado, un gran empresario o un funcionario.

La condición de presentar un justificante de ingresos es uno de los requisitos básicos para disfrutar de un crédito. En nuestra web, además, es necesario cumplir otras condiciones. Una es la edad: se debe tener al menos 18 años para poder pedir un crédito. Otra condición es la nacionalidad o situación legal: se ha de ser español o tener un permiso de residencia para ver aceptada la solicitud. En ambos casos, será necesario presentar la documentación correspondiente, como son el documento nacional de identidad y el NIE.

Y además, es imprescindible que el solicitante carezca de deudas en vigor con bancos u otros prestamistas. En este caso no será necesario aportar justificante, pues nuestra web cuenta con un software automático para comprobar si el cliente tiene deudas y de qué carácter.

Cómo se solicitan nuestros créditos para parados sin ingresos

La forma de solicitar estos créditos para parados sin ingresos es la misma que para el resto de solicitantes: se debe rellenar el formulario de nuestra web, indicando los datos personales y aportando la documentación requerida: justificante de ingresos y DNI o NIE, principalmente.

Una vez enviada la información a través del formulario, la analizamos y si el resultado es positivo, nos ponemos en contacto con el solicitante para verificar su número de teléfono y correo electrónico. Tras dicha verificación, transferimos el dinero a la cuenta bancaria indicada previamente en el formulario.

Las características de estos préstamos para desempleados también son las mismas que para el resto de solicitantes: la cantidad mínima a conceder es 50€, mientras que la máxima es 300€ cuando el solicitante es nuevo en nuestra plataforma. En cambio, en el futuro dicho límite se puede ver ampliado hasta los 900€. Por lo que respecta al plazo, todos nuestros usuarios (sean desempleados, asalariados, autónomos o cualquier otro) pueden elegir una fecha tope para la devolución: entre 5 días y 31 días, a contar desde el momento en que se acepta y se transfiere el dinero.

Y por último, las condiciones para la devolución también son las mismas: transferencia bancaria, pago online mediante tarjeta o ingreso de dinero en efectivo en ventanilla.