¿Cuáles son los mejores préstamos personales?

El sector crediticio ha evolucionado mucho y eso nos lleva a preguntarnos cuáles son los mejores préstamos personales en la actualidad. Puesto que el concepto ‘mejor y peor’ tiene cierto componente subjetivo, en este post abordaremos el tema desde varios puntos de vista: la comodidad, la rapidez, la complejidad, la disponibilidad, las comisiones, el importe a prestar y la ratio de aceptación. Para hacer la comparación más sencilla, dividiremos los tipos de préstamos en dos: los tradicionales, que son los que otorgan bancos y otras entidades financieras, y los créditos online, que son los que se tramitan directamente por Internet.

mejores prestamos personales

Desde el punto de vista de la comodidad

Si tenemos en cuenta la comodidad, los mejores préstamos personales son los online: no requieren desplazamientos sino que se pueden tramitar telemáticamente por Internet. Incluso, si hace falta entregar algún documento para su verificación, normalmente se pueden enviar en formato digital, ya sea un PDF para documentos escritos o imágenes en JPG para fotocopias.

Los mejores en cuanto a la complejidad de solicitud

En este caso, los créditos tradicionales están en desventaja, puesto que normalmente hay que rellenar numerosos impresos y revisar textos que a menudo exigen unos conocimientos financieros avanzados, como es el caso de la ‘Oferta vinculante’: un documento exhaustivo que la banca entrega al cliente con todas las condiciones del préstamo, para su análisis en casa. En cambio, en los préstamos personales online basta con rellenar un formulario con los datos personales básicos, similar a lo que se suele hacer al crear una cuenta de correo electrónico o un perfil en una red social.

Comparación en cuanto a rapidez de tramitación

En lo que respecta a la rapidez de tramitación y aceptación, los préstamos tradicionales están lejos de competir con los créditos online. Los primeros establecen fases y periodos largos de estudio y formalización, mientras que los segundos se pueden considerar ‘Express’: en pocos minutos se puede completar el registro, la solicitud de crédito y la recepción del dinero en la cuenta bancaria.

En función de la cantidad de dinero prestada

Este es uno de los puntos más importantes porque influye en todas las demás condiciones. Se puede decir que para cantidades muy elevadas de dinero hay que recurrir a los créditos tradicionales de los bancos puesto que los minipréstamos online no suelen superar la cifra  de 1.000€. Por tanto, los microcréditos rápidos  se posicionan como solución para cantidades moderadas.

Los mejores préstamos personales en cuanto a disponibilidad

Si lo que valora más es la disponibilidad horaria para solicitar un crédito, los préstamos online son mejores que los tradicionales: mientras que los bancos reciben en horario de oficina por la mañana de lunes a viernes, los microcréditos online se pueden solicitar a cualquier hora del día y cualquier día del año, independientemente de que sea festivo o fin de semana. La web de Creditocajero.es, gracias a un sistema tecnológico avanzado, está siempre operativa porque tramita las solicitudes automáticamente.

Comparativa en cuanto a comisiones y gastos

Este punto es siempre uno de los más complejos, puesto que lo que se comparan son gastos en relación a periodos y cantidades distintas. A priori puede parecer que un crédito tradicional es más barato, con cifras de TAE en torno al 10% ó 15%. Sin embargo, ese TAE es muy confuso para créditos a corto plazo, como los que se conceden por Internet, por lo que en realidad no sirven para realizar una comparativa. A pesar de todo, en Creditocajero.es, por el compromiso de transparencia y honestidad con los clientes, se publica siempre ese TAE, aunque no ilustre fielmente el coste del préstamo.

En realidad, si comparamos gastos totales vemos que en los créditos tradicionales se pagan cifras elevadísimas. ¿Por qué? Principalmente porque la devolución del importe se fracciona en muchas cuotas mensuales, y cada una de ellas lleva asociada un interés. Se puede decir que a más cuotas para la devolución, más proporción de gastos para el cliente, a lo que hay que sumar comisiones de apertura, estudio, etc… En el caso de los préstamos tradicionales, solo se pagan gastos una vez y dentro del plazo elegido por el cliente, normalmente no superior a un mes.

En relación a la ratio de aceptación

El porcentaje que indica el número de solicitudes aceptadas respecto al número de solicitudes recibidas indica la ratio de aceptación. Y en este indicador, los préstamos online siempre muestran una cifra superior. Es decir, es mucho más fácil que un mismo cliente obtenga un SÍ en una web como Creditocajero.es que en una oficina bancaria, donde las trabas burocráticas y las exigencias son mucho mayores.

Por todo ello, si atendemos a estos condicionantes, se puede concluir que los mejores préstamos personales rápidos están en Internet. Y añadimos: los mejores préstamos online están en Creditocajero.es, donde la transparencia es mayor y donde existe un programa de fidelización que mejora aún más las condiciones de cada préstamo.