¿Cuál es la diferencia entre una hipoteca y un préstamo online?

La esencia de ambos conceptos es la misma: un prestamista (entidad bancaria o crediticia) entrega una cosa (en este caso, dinero) a otra persona o prestatario (cliente) para que lo utilice según las condiciones acordadas, con la obligación de que el prestatario restituya al prestamista esa cosa (dinero) cuando ya la haya utilizado. Sin embargo, existen importantes diferencias entre hipoteca y préstamo, ya sea este personal u online, que conviene conocer. En este artículo te las contamos, además de aclarar otros conceptos relacionados que podrían llevar a confusión.

Diferencia entre hipoteca y préstamo

Hipoteca: qué es y sus diferencias con otros préstamos

Hipoteca es el nombre común con el que nos referimos a un préstamo hipotecario, aunque jurídicamente son conceptos ligeramente distintos. Por tanto, para ser más precisos, emplearemos el concepto de préstamo hipotecario. Lo que caracteriza a un préstamo de este tipo y lo diferencia del resto de herramientas de financiación son los siguientes puntos:

  • El importe que se concede con ellos es muy elevado, normalmente superior a 50.000€.
  • Es un préstamo de larga duración, con plazos de devolución de más de 15 años en la mayoría de los casos.
  • Su concesión suele ir ligado a la compra de una casa, que suele ser el mayor desembolso que realiza una persona a lo largo de su vida.
  • Implica una intensa labor de entrega de documentación: avales, nóminas, certificados, tasaciones, notaría, oferta vinculante, contratos, seguros, etc.
  • Su funcionamiento está controlado por el Banco de España.

Préstamo personal: qué es y sus diferencias con la hipoteca y el préstamo online

Tradicionalmente ha sido una de las vías de financiación más populares y se puede considerar una solución intermedia entre el préstamo hipotecario y el online:

  • El importe a conceder es menor que el préstamo hipotecario, a menudo entre 5.000€ y 10.000€.
  • El periodo de amortización del préstamo es menor, aunque siempre se compone de un calendario de cuotas, con sus respectivos intereses y gastos de apertura y cierre.
  • No es necesario que su concesión vaya ligada a un desembolso concreto, aunque a veces sí ocurre así: préstamos para estudios, para vacaciones, para la compra de un electrodoméstico, de un coche, etc.
  • También implica una gran carga de documentación: certificados de haberes, avales, formalización de contrato, etc.
  • Su funcionamiento también está supervisado por el Banco de España en la mayoría de casos.

Préstamo online: una nueva solución con importantes diferencias

Los préstamos online representan una de las grandes revoluciones en el mundo de la financiación, gracias a las facilidades que llevan aparejadas. Estos son los aspectos que los definen y los diferencian del resto de préstamos.

  • El importe del préstamo online es muy bajo: desde 50€ a 300€ con Creditocajero.es.
  • No existe un periodo de amortización con cuotas mensuales o periódicas: la restitución del importe más los gastos de gestión se realiza de una sola vez. En el caso de Creditocajero.es, este plazo va desde los 5 días hasta los 31 días.
  • No están asociados a ningún motivo concreto: se conceden sin explicaciones sobre cuál será su destino final.
  • La entrega de documentación es muy escasa: basta con registrarse en la página web, rellenar un formulario y, eventualmente, enviar algún documento en formato JPG o PDF para probar la veracidad de la información facilitada.
  • Su concesión es prácticamente inmediata: en Creditocajero.es, en apenas 15 minutos.
  • Sus condiciones son tan especiales que, técnicamente, no se consideran préstamos bancarios y, por tanto, no están controlados por el Banco de España, sino por las leyes de consumo vigentes, que en este caso es la 22/2007 sobre comercialización a distancia de servicios financieros y la Ley 16/2011 de contratos de crédito al consumo.
  • Todas las fases del proceso (solicitud, concesión y devolución) se realizan a distancia, a través de una página web. En el caso de Creditocajero.es, la web está disponible a cualquier hora del día, todos los días del año, y las solicitudes se pueden enviar a través de smartphones y tablets.

Otros conceptos que no deben dar lugar a confusión

Ahora que ya se tienen claras las diferencias entre hipoteca y préstamo personal y préstamo online, es conveniente aclarar otros conceptos relacionados pero con matices diferentes:

  • Préstamo con garantía hipotecaria: se trata de un préstamo en el que el prestatario pone su casa como garantía del préstamo, es decir, que en caso de no poder hacer frente a la devolución del importe, entregaría la vivienda para restituir la deuda. Los préstamos hipotecarios imponen casi siempre una garantía hipotecaria de este tipo, pero también puede producirse en otros préstamos no relacionados con la vivienda, como un préstamo personal de cuantía media-alta.
  • Sinónimos de préstamo online: en este artículo hemos hablado de “préstamo online” para hacer referencia a la nueva vía de financiación por Internet, de la que Creditocajero.es es un buen ejemplo. Pero hay otros términos que se pueden considerar sinónimos y que también se emplean en estos casos: microcréditos online, minipréstamos online, micropréstamos personales, minicréditos rápidos, préstamos urgentes, etc.