Cómo saber si estás en listas de morosos

Formar parte de alguna de las listas de morosos es un problema con muchas consecuencias económicas, por lo que hay que tomárselo muy en serio. Estar en esos ficheros no es un callejón sin salida, pero te puede cerrar la puerta a la financiación y a servicios básicos que requieran un contrato de cliente, como la telefonía. Además, puede suponer un borrón en tu historial como cliente durante un máximo de 6 años, periodo que legalmente las empresas que gestionan estos listados pueden conservar tu nombre en ellos.

En España existen varios listados de morosos y otros ficheros con características muy parecidas. La mayoría de ellos son bases de datos financiadas económicamente por las empresas asociadas, que se dotan así de una herramienta para saber si su cliente potencial, o sea tú, tiene deudas pendientes con alguna compañía. Estas son las principales listas:

ASNEF: la más famosa de todas. Para particulares.

ASNEF Empresas: registra empresas y personas jurídicas.

RAI: incluye en su lista a sociedades que contraen deudas con entidades bancarias o mercantiles.

Experian: parecido al anterior, entre sus asociados hay además compañías de otros ámbitos. También se le conoce como Badexcug.

Cirbe: gestionado por el Banco de España, no es en realidad un listado de morosos sino un registro central de riesgos (créditos, avales, etc.), independientemente de si ese riesgo ha generado un impago.

Cómo saber si estás en listas de morosos

Cómo saber si estás en esas listas de morosos

Al tratarse de varias listas de morosos independientes entre sí, no existe un registro centralizado. Por tanto, para saber si estás en esos ficheros, debes hacer una búsqueda en cada uno de ellos. Este sería el procedimiento:

ASNEF: normalmente se recibe una notificación de parte de Equifax Ibérica, que es la empresa encargada de gestionar este listado de morosos, en la que se indica un número de expediente sobre tu caso. En la página web de Equifax, deberás introducir ese número de expediente más tu NIF para saber si formas parte del listado. También se puede realizar la consulta vía SMS, con los mismos datos indicados.

ASNEF Empresas: es el mismo procedimiento que en el anterior caso, pero indicando aquí el CIF de la empresa en vez del NIF. Los autónomos sí podrán realizar la consulta con su NIF.

RAI: a diferencia de ASNEF, no existe un canal de consulta preestablecido para los deudores. Si se sospecha de estar en este fichero, lo mejor es acudir a tu oficina bancaria más cercana o hablar directamente con la empresa. En cualquier caso, en el plazo de 30 días te debería llegar una carta notificada o un burofax con un número de expediente.

Experian: las trabas para conocer si estás incluido o no en el fichero son menores, pero siempre ajustándose a la ley de protección de datos vigente. Desde su página web se puede acceder al impreso que se ha de rellenar para enviar a Experian Bureau de Crédito y ejercer así tu derecho de acceso a tus datos en el fichero.

Cirbe: existen tres formas para acceder y consultar tus datos personales en este fichero. Una de ellas es a través de la Oficina Virtual del Banco de España, otra es acudir a la sede del BCE (Banco de España) o a alguna de sus sucursales y la tercera es solicitarlo por carta al BCE (Banco de España) .

Qué hacer para no entrar en una lista de morosos

Aunque parezca elemental, lo que debes hacer para no formar parte de una lista de morosos es estar siempre al corriente de pago de las obligaciones que has contraído, como por ejemplo en forma de contrato de servicios, factura periódicas por consumos energéticos o calendario de cuotas mensuales para la devolución de un crédito.

En este sentido, otra forma de evitar la desagradable situación de ser incluido en estas bases de datos es saldar la deuda impagada durante los primeros días de reclamo, justo cuando se recibe la primera notificación por parte de Equifax o de quien corresponda para notificar el aviso.

Es precisamente en esos momentos cuando los micropréstamos de Créditocajero.es pueden jugar un papel importantísimo: si no tienes liquidez cuando se te notifica el aviso, puedes solicitar uno de nuestros minicréditos online instantáneamente. En nuestra plataforma podrás pedir hasta 300€ la primera vez, que es precisamente la cantidad mínima de impago estipulada por RAI: por una cifra inferior a ella no se podría incluir a ninguna persona jurídica o física en este fichero de morosos. Los usuarios con experiencia en la plataforma podrían solicitar hasta 1.000€.

Aunque en principio la deuda registrada en estas listas no genera intereses, saldarla tampoco se puede considerar gratis como tal, pues además de satisfacer el importe de la deuda es probable que tengas que asumir unos gastos por el tiempo del impago así como en algunos casos contratar abogados o asesores para la tramitación. Por tanto, solicitar un crédito a tiempo con Creditocajero.es te servirá para evitar un castigo mayor.