Páginas para vender cosas que ya no necesitas

Los sitios web de segunda mano suponen una vía interesante para conseguir dinero, pues en ellos se pueden vender toda clase de objetos. Desde productos de puericultura a equipamiento deportivo, pasando por aparatos electrónicos, ropa y un sinfín de opciones. En este artículo nos centramos en cinco páginas para vender cosas que ya no necesitas, analizaremos brevemente sus ventajas y desventajas y te indicaremos una posible alternativa válida en muchos casos.

Image title

Vibbo: el antiguo Segundamano

Formaba parte de nuestras vidas: cuando pensamos en ‘segunda mano’, nos viene a la mente el periódico Segunda Mano, que posteriormente se convirtió en Segundamano.es. Ahora ya no existe como tal, pues fue absorbido por Vibbo.com. No obstante, este último portal tiene un funcionamiento similar: cualquier usuario puede publicar un anuncio ofreciendo artículos que tenga por casa, pero también servicios entre personas. Cuando un usuario lo ve y está interesado, envía una oferta al vendedor, acuerdan la venta y listo. Tanto darse de alta como publicar anuncios es gratuito. Solo será necesario pagar para conseguir ciertas ventajas premium, que pueden interesar a vendedores profesionales o a quienes tienen realmente urgencia por vender. Su gran competidor, Wallapop, tiene un funcionamiento similar.

Milanuncios, el gran tablón de anuncios de Internet

Milanuncios es otra de estas páginas para vender cosas para conseguir dinero fácil con tus cosas. En realidad, se trata más bien de un gran tablón de anuncios, donde los usuarios pueden publicar cualquier oferta o demanda, incluidos los puestos de trabajo o los cursos de formación. Se trata de uno de los portales con mayor variedad de usuarios y ofertas, organizadas por toda clase de temáticas y ubicaciones. Pertenece al mismo grupo que Vibbo: Schibsted Spain, y por tanto su modelo es parecido: publicar anuncios es gratis y solo se abonará un importe si se quiere conseguir mayor visibilidad para dicho anuncio.

Cash Converters: un clásico a pie de calle

Al hablar de páginas para vender cosas no podíamos olvidarnos de una de las cadenas más importantes en el sector de la segunda mano: Cash Converters. No obstante, en ella solo se pueden comprar objetos. Para venderlos, tendrás que ir primero a una tienda física para que los profesionales de la cadena lo valoren, te hagan una oferta y, si estás de acuerdo, te lo compren. Por tanto, tampoco trabajan a modo de comisiones, sino que son ellos mismos quienes te comprarán el artículo para posteriormente revenderlo en sus tiendas.

Vinted, un portal para fashionistas

Más allá de estas páginas para vender cosas de cualquier temática, existen otros portales dedicados a la compra-venta en sectores específicos. Por ejemplo, Vinted, donde cualquier usuaria (está fuertemente dirigida al público femenino) puede vender sus outfits de moda a través de la web. En este caso, la venta no supone ningún coste para el vendedor, sino que es el comprador quien paga un honorario del 4% del coste del artículo más una tarifa fija de 0,70€.

eBay: un gigante también para particulares

Por último, citamos eBay, que es uno de los grandes portales de compra-venta a nivel mundial. A diferencia de lo que muchos creen, también lo pueden usar vendedores particulares, aunque es cierto que no está pensado para vendedores ocasionales, sino más bien recurrentes. Por ello, se trata de un sitio web con reglas de funcionamiento muy marcadas, donde el vendedor debe pagar una comisión por venta a eBay.

Ventajas y desventajas de estas páginas

Aunque cada una de estas páginas para vender cosas tiene sus propias particularidades, podemos reseñar ventajas e inconvenientes comunes. La principal ventaja es que se puede conseguir dinero ‘sin hacer nada’: no hace falta tener una habilidad concreta ni requiere de horas de trabajo. Para conseguir ingresos, basta con tener un artículo en buen estado que ya no necesites y encontrar un comprador interesado en ello.

En cuanto a las desventajas, cabe señalar tres. La primera es que el dinero que conseguirás será mucho menor de lo que te pagaste por él en su momento, especialmente si lo vendes a tiendas que luego lo revenderán (como Cash Converters). Otra desventaja es que en la mayoría de los casos la venta no es inmediata: debe aparecer un comprador interesado, con el que tendrás que llegar a un acuerdo de precio y de pago. Y eso a veces puede demorarse días o semanas. Y por último, un inconveniente en determinados artículos es el componente emocional: te desprenderás de objetos que forman parte de tu propia vida y a los que tienes cierto cariño.

Los minicréditos, una alternativa

Si las desventajas arriba citadas pesan mucho para ti, puedes buscar alternativas. Y una de ellas son los minicréditos como los de Creditocajero.es: son más rápidos (en 10 minutos puedes tener tu dinero) y te proporcionan cantidades de dinero similares o mayores (hasta 300€ la primera vez, hasta 900€ en siguientes ocasiones). Se trata de una opción interesante si tu necesidad de dinero es puntual, es decir, si tienes una fuente de ingresos periódica pero no disfrutas de liquidez en un momento determinado.