Soy parado de larga duración y necesito dinero

Por desgracia, las necesidad de dinero es más acuciante cuando alguien se convierte en parado de larga duración, puesto que los ingresos económicos se ven reducidos notablemente pero los gastos de la vida cotidiana se mantienen invariables: recibos de casa, alquiler o hipoteca de vivienda, transporte, alimentos, escolarización de hijos, etc. No obstante, existen algunos ‘clavos ardiendo’ a los que se pueden agarrar estos desempleados mientras mantienen su búsqueda activa de trabajo. En este artículo vemos los principales.

Soy parado de larga duración ¿qué hago?

¿Qué es un parado de larga duración?

Antes de empezar a ver estas posibles soluciones, es importante saber qué es exactamente un parado de larga duración y qué implica. Según el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), un desempleado de larga duración es aquel que reúne los siguientes requisitos:

  • Tener 45 años o una edad superior
  • Haber disfrutado ya del subsidio por desempleo al que dicho parado tenía derecho
  • No reunir las condiciones para poder disfrutar de subsidios agrarios
  • Ser demandante de empleo durante al menos los últimos 12 meses, ininterrumpidamente
  • Buscar trabajo de manera activa, para lo cual se deben acreditar al menos tres acciones de búsqueda. Además, no se puede haber rechazado una oferta de empleo adecuada con anterioridad

Renta Activa de Inserción y otras ayudas

La prestación por desempleo más popular y conocida para los parados de larga duración es la Renta Activa de Inserción (RAI). Se trata de un subsidio de 426 euros al mes que se puede disfrutar, como máximo, durante 33 meses. También pueden optar a ella las víctimas de violencia de género y los emigrantes retornados.

Cuando se agota la Renta Activa de Inserción, un parado de larga duración puede acogerse al denominado Plan Prepara, un programa de formación para retornar al mercado de trabajo. Tiene una duración de 6 meses y durante ese periodo, los participantes cobran entre 2.400€ y 2.700€, una cantidad que se entrega en 6 pagas distintas (400€ o 450€ al mes).

Cuando termina el Plan Prepara existe el denominado Plan Extraordinario de Activación para el Empleo (PAE), que el Gobierno puede ir prorrogando año a año. Se trata de una ayuda de 426€ mensuales para los parados de larga duración que ya no tengan derecho a ningún otro subsidio y que tengan hijos o personas a su cargo.

Además de todo ello, te recomendamos informarte en tu Ayuntamiento o Comunidad Autónoma, pues en algunos casos se organizan cursos y otros programas de inserción gratuitos para este colectivo de desempleados. La ciudad de Zaragoza o la Comunidad de Madrid son algunos ejemplos de administraciones con programas en esta materia.

El problema (solucionado) de la financiación

Una fuente de ingresos alternativa a los subsidios es la financiación. Se trata de una opción que tradicionalmente ha estado vetada a todo tipo de parados, ya sean de reciente inclusión en el INEM o de larga duración. Y todavía hoy la mayoría de bancos y prestamistas rechazan las solicitudes de crédito de personas en esta situación.

Sin embargo, gracias a la microfinanciación online de sitios web como Creditocajero, este problema ha quedado solucionado. Ahora, parados de todo tipo con una prestación en vigor pueden acceder a minicréditos online, de tramitación rápida, online y con poca burocracia. En nuestro portal web se pueden pedir pequeñas cantidades de dinero, incluso de solo 50€, algo que resulta viable y sostenible para un parado de larga duración que esté cobrando la Renta Activa de Inserción, las ayudas del Plan Prepara o el subsidio del Plan Extraordinario de Activación para el Empleo.

Estos minicréditos suponen en la práctica una interesante ayuda para los gastos más acuciantes, que no pueden posponerse. Es el caso del pago del alquiler, la letra de la hipoteca o del coche o el pago de algún impuesto municipal, por citar algunos ejemplos. Gracias a que se pueden devolver en un plazo de hasta 31 días, el usuario puede organizarse de manera adecuada hasta cobrar la siguiente mensualidad del subsidio.

La diferencia entre Creditocajero.es y otros prestamistas que niegan la financiación a parados de larga duración está en que en nuestro portal web una prestación por desempleo sí se puede considerar suficiente garantía para la devolución del microcrédito. Lo que sí se exige es que el solicitante pueda acreditar que está cobrando dicha prestación y que reúne las condiciones para poder seguir cobrándola en el futuro inmediato. Más allá de ello, los requisitos que se piden a un solicitante para poder disfrutar de nuestra financiación son los mismos que se exigen a cualquier otra persona, es decir:

  • Ser mayor de edad en el momento de la tramitación
  • Ser español o residente legal en nuestro país

Tener una cuenta de correo electrónico, un número de teléfono y una cuenta bancaria a la que transferir el dinero del crédito online.

  • Carecer de deudas financieras en el momento de la solicitud