Prestaciones por desempleo

La renta, la alimentación, la mensualidad del colegio de los niños, el seguro del coche, el pago de los servicios, agua, luz, internet del piso… son tantas las cuentas por pagar que con tan solo pensarlo seguro que se te quita el sueño. Y es que, a menudo nos preguntamos si existe algo más preocupante que no contar con una fuente fija de ingresos para afrontar los compromisos financieros.

Es probable que esta sea una de las situaciones que más inhibe el apetito, que genere insomnio y hasta que cause estrés agudo. Pero, aunque la mayoría de las veces se trate de una circunstancia desalentadora y adversa, siempre existen alternativas a través de las cuales es posible cumplir los compromisos económicos.

Una de estas opciones son las prestaciones por desempleo, mejor conocidas como cobro del paro. En nuestro país, se trata de un beneficio económico que tiene la función de proteger a los trabajadores que han perdido su empleo por causas ajenas a su voluntad. Es por esto que en Creditocajero.es, si estás en el paro, puedes perfectamente acceder a uno de nuestros microcréditos de modo fácil y eficiente.

Para tener toda la información sobre las prestaciones por desempleo, cuándo se pueden solicitar, cómo y cuánto puedes llegar a percibir mensualmente dependiendo de en qué situación te encuentres, visita la web del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)  donde puedes encontrar informaci ón precisa que aplique para cada uno de los casos.

A manera de resumen de la información ampliada que ofrece el SEPE, si has perdido involuntariamente tu trabajo puedes cobrar el paro; el dinero que percibirás irá en función de las cotizaciones realizadas durante el tiempo que estuviste trabajando cumpliendo unos requisitos básicos como: 

  • Estar afiliado en la Seguridad Social y en situación de alta
  • Que esa afiliación contemple la contingencia por desempleo
  • Encontrarte legalmente en situación de desempleo y demostrar que estás buscando
  • activamente un nuevo trabajo
  • Mientras cobras el paro debes permanecer inscrito como demandante de empleo
  • Haber cotizado bajo un régimen que contemple la condición de desempleo durante 360 días
  • durante los 6 años anteriores a la situación de desempleo
  • No estar en edad de jubilación

¿Puedo pedir un préstamo si estoy en paro? 

Es sabido que para acceder a créditos rápidos es necesario contar con una fuente de ingresos estable, periódica y que pueda ser demostrada. Pues bien, las prestaciones por desempleo son precisamente una entrada económica que reúne estos tres requisitos: es estable porque según el número de días cotizados en el Seguro Social, el paro se cobra durante un período de tiempo mediano o largo; es estable porque estas prestaciones son recibidas sin falta durante los primeros 15 días de cada mes; y finalmente, es demostrable ya que con los recibos bancarios se puede comprobar sin ningún tipo de problema.

Así que, si estás en el paro, no te preocupes, con las prestaciones por desempleo podrás recibir un préstamo sin tener necesariamente una nómina. Conoce más detalles sobre el soporte del crédito, el plazo de devolución e incluso sobre las posibilidades de prórroga de los préstamos en nuestra web. Encontrarás toda la información necesaria para que accedas a este servicio que sin duda hará tus preocupaciones más ligeras; nuestros asesores financieros evaluarán tu caso para brindar especial apoyo para pedir un préstamo en paro.