Préstamos a plazos para empresas

Los préstamos a plazos para empresas son, sin duda, una buena herramienta financiera que tienen éstas para muy diferentes objetivos: desde realizar inversiones productivas hasta solucionar problemas de liquidez en caja, pasando por la formación de sus trabajadores, llevar a cabo una estrategia de internacionalización y otras muchas. En este artículo abordamos este aspecto con vistas a dos posibles opciones: los créditos ICO y los préstamos online.

ICO: una opción clásica en préstamos a plazos para empresas

ICO: una opción clásica en préstamos a plazos para empresas

Si hablamos de créditos a plazos para empresas, seguramente nos venga inmediatamente a la cabeza el Instituto de Crédito Oficial, que apoya a las compañías españolas con sus llamados créditos ICO. Esta opción tiene a su vez muchas variantes: para emprendedores, para la internacionalización, para el anticipo de facturas… 

El prestamista es, en realidad, el Estado español, a través del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, quien convoca anualmente una partida de créditos para dinamizar la economía. No obstante, los trámites se realizan en las oficinas bancarias de las entidades adscritas, que grosso modo son los principales bancos del país.

Micropréstamos o préstamos online

Con características y fines diferentes, otra opción de crédito a plazos es la de los micropréstamos, sector en el que se encuentra Creditocajero.es. Aunque nuestra web otorga principalmente préstamos personales, incluso a aquellos solicitantes que están registrados en ASNEF, la posibilidad del crédito a empresas es también una realidad, ya que podrán solicitar créditos con asnef.

Por lo general, nuestros préstamos son de bajo importe y se devuelven de una sola vez, en un solo pago. Sin embargo, si el cliente, sea o no una empresa, se convierte en usuario habitual de nuestra web, su límite máximo de crédito se verá ampliado y por tanto se puede plantear la opción de la devolución a plazos.

Ventajas de una y otra opción

Aunque son dos opciones válidas para empresas, en realidad no son excluyentes: se puede solicitar un crédito a plazos con Creditocajero.es mientras se está disfrutando de un préstamo o una línea de crédito del ICO. Realmente, no se hacen competencia, pues sus características son tan diferentes que cada opción es válida para situaciones distintas.

En este sentido, los ICO son una buena solución cuando se busca financiar una operación de gran envergadura. El límite máximo por operación son los 12,5 millones de euros, una cantidad que supone una gran inversión para, por ejemplo, cambiar una planta de producción o dar el salto a un nuevo mercado en el extranjero. Como consecuencia del alto importe de estos préstamos a plazos para empresas, su calendario de amortización es también más largo, por lo que resultan una opción interesante para quienes deseen devolver su crédito en un cuestión de años (hasta 20 años, en algunos casos).

Las ventajas de los micropréstamos de nuestra web van orientados a otro tipo de clientes. En este sentido, uno de los beneficios es que permite hacer frente a situaciones inmediatas y de bajo importe. Por ejemplo, para problemas de tesorería en una pequeña tienda o en un bar. Aunque no está especificado claramente cuál es el importe mínimo de concesión de un ICO, resulta poco lógico realizar todos sus trámites para recibir solo 300€.

En el párrafo anterior hemos mencionado la palabra ‘inmediatas’, y no por casualidad. Una de las grandes ventajas de nuestros micropréstamos es su rapidez: mientras los ICO requieren de un estudio de riesgos de la compañía solicitante, en Creditocajero.es aceptamos las solicitudes en cuestión de minutos.

Esto es así, en parte, porque los trámites a realizar por nuestros clientes son casi insignificantes, y se limitan a rellenar un formulario web y enviar documentación acreditativa en formato digital: nada de impresos y visitas al banco para que la concesión siga su curso.

Condiciones de nuestros micropréstamos

En Creditocajero.es te concemos entre 50€ y 300€ la primera vez que utilices nuestros servicios. Una primera solicitud que, por cierto, suele estar bonificada: 0€ de gastos y comisiones, parcial o totalmente para todo el préstamo, y otros descuentos con los que a menudo premiamos la elección de nuestros clientes.

En cuanto a la devolución, el plazo establecido por defecto es de 5 a 31 días. Pero como comentábamos más arriba, en realidad se pueden tramitar préstamos a plazos para empresas si estas se convierten en usuarias habituales de nuestra plataforma.

En cuanto a los requisitos, Creditocajero.es establece tres grandes condiciones:

  • Ser mayor de edad
  • Ser español o tener permiso de residencia en vigor
  • Tener unos ingresos económicos estables y suficientes para pagar la devolución del crédito a plazos. En este sentido pueden ser válidas las nóminas indefinidas y de jornada completa, pero también los temporales de media jornada. De igual manera, las pensiones y subsidios pueden ser suficiente garantía para aceptar una solicitud: prestaciones por jubilación, paro, invalidez, viudedad y cualquier otro. Asimismo, las becas y las rentas de trabajadores autónomos son otras opciones que contemplamos.