¿Qué son los préstamos de capital privado y para qué sirven?

Los préstamos de capital privado son una alternativa fiable y siempre disponible cuando los bancos tradicionales rechazan una solicitud de financiación al cliente. Además, una de sus ventajas es que pueden ser solicitados tanto por particulares como por empresas y profesionales que necesitan ayuda en la puesta en marcha o en el día a día de su negocio. En este artículo te contamos qué son estos préstamos de capital privado y en qué situaciones son muy útiles.

Préstamos de Capital Privado

Qué son los préstamos de capital privado

Se consideran préstamos de capital privado todos aquellos que no son otorgados por los bancos, que tradicionalmente han sido los grandes proveedores de financiación en la sociedad, aunque gracias al auge de los microcréditos esta situación está cambiando. Por tanto, en esta definición tienen cabida muchos perfiles diferentes: por ejemplo, prestamistas particulares que se dedican a esta actividad como complemento a su trabajo habitual o empresas crediticias que gestionan la concesión de préstamos personales con sus propios recursos y según sus criterios de riesgo.

Y esta definición de préstamos de capital privado también engloba a los nuevos portales web de microcréditos, como es el caso de Creditocajero.es. Sin embargo, en nuestro caso existe una diferencia importante, que actúa también como ventaja sobre los otros prestamistas privados: aunque nuestra web es independiente de los bancos y por tanto no está regulada por el Banco de España, sí está respaldada por un gran grupo financiero internacional, como es Friendly Finance, con amplia experiencia en Europa central y en los países nórdicos.

Este respaldo es una garantía de solvencia para el cliente. Pero no es la única: el cliente puede estar totalmente tranquilo desde el punto de vista legal, pues nuestros préstamos están regulados por varias leyes españolas en materia de servicios financieros a distancia (Ley 22/2007 y Ley 16/2011). Y por si ello fuera poco, Creditocajero.es forma parte de AEMIP (Asociación Española de Micropréstamos), lo que nos compromete a actuar con total integridad y transparencia.

Situaciones en las que los préstamos de capital privado son una solución

Los préstamos de capital privado sirven para salir de situaciones económicas muy variadas, pero siempre con un denominador común: el banco no está dispuesto a conceder un crédito. De hecho, son válidos siempre, incluso cuando se trata de grandes financiaciones (un préstamo hipotecario, por ejemplo, aunque esta situación es menos común) o cuando su concesión está relacionada con la Administración Pública, siendo ésta la encargada de imponer las condiciones (por ejemplo, a través del ICO).

Esta es una lista de casos comunes en las que estos préstamos representan una solución útil y, a menudo, única:

  • En situaciones de emergencia: cuando se acerca la fecha límite para un determinado pago o simplemente cuando no se tiene margen de maniobra, los préstamos de capital privado son una herramienta flexible y rápida de gran ayuda. De hecho, en Creditocajero.es es posible conseguir un microcrédito personal en apenas 10 minutos, algo impensable para los bancos. Un ejemplo habitual son las multas de tráfico y su periodo voluntario de pago.
  • Cuando los ingresos fijos del cliente no son suficientes para el banco: cada entidad establece sus propios criterios para otorgar financiación, pero si los ingresos indicados por el cliente no son los de una nómina fija y de importe medio-alto, esa solicitud suele recibir un NO. Esto no suele ocurrir cuando se recurre a los préstamos de capital privado, como ejemplifica Creditocajero.es: la solicitud se acepta con todo tipo de nóminas, así como con la mayoría de prestaciones por desempleo y pensiones.
  • Cuando el solicitante forma parte de las listas de morosos: solo los prestamistas privados, y tras un estudio personalizado de cada caso, están dispuestos a conceder un préstamo rápido con Asnef, Badexcug y ficheros de solvencia similares.
  • Cuando no se dispone de aval: no cabe duda de que el aval, ya sea bancario o personal, es una garantía extra con la que los bancos se protegen, y no siempre están dispuestos a prescindir de ella. Sin embargo, cuando los préstamos de capital privado son por un importe bajo (como en el caso de los microcréditos), este requisito no suele ser necesario.

Cómo son los préstamos de Creditocajero.es

Cada prestamista de capital privado ofrece unas condiciones diferentes. En el caso de Creditocajero.es, las cantidades límite son 50€ y 300€: todos los microcréditos deben suponer una cifra comprendida entre ambos importes, siempre en múltiplos de 50€. Los clientes fieles que devuelven sus préstamos a tiempo pueden solicitar hasta 1.000€ cada vez. Con respecto al plazo de devolución, la suma del crédito más los gastos de gestión debe ser restituida en una fecha a elegir por el cliente, entre 5 y 31 días tras la concesión. En cualquier caso, nuestra plataforma también permite prórrogas, que acarrean gastos de gestión adicionales.