¿Algún imprevisto? Soluciónalo con préstamos de dinero urgente

Nadie está a salvo de sufrir un imprevisto. Incluso las personas más organizadas y previsoras pueden ser víctimas de alguna situación que no estaba prevista en el guión y que, por supuesto, no es precisamente barata. En estas líneas te explicamos por qué los préstamos de dinero urgente son una buena solución en estos casos y te mostramos algunos ejemplos prácticos de cuándo utilizarlos.

Préstamos de dinero urgente

Por qué los créditos de dinero inmediato son una solución

A grandes males, grandes remedios. Eso es lo que dice el refranero tradicional, que también podemos adaptar a nuestro caso: a gastos urgentes, créditos urgentes. Así son los préstamos que concedemos en Creditocajero.es, que reúnen las condiciones idóneas para considerarse una solución de emergencia. Esas condiciones son:

  • Rapidez: si contamos el tiempo que pasa desde que el cliente envía la solicitud de crédito hasta que recibe el dinero en su cuenta bancaria, en la mayoría de los casos no supera los 10 minutos. Esto es así, sobre todo, gracias al software automático de verificación de datos de nuestra plataforma, que permite comprobar la información proporcionada. Este periodo de tiempo choca con los plazos de los bancos y de las empresas crediticias tradicionales, que se contabilizan por días e incluso semanas.
  • Simplicidad: el periodo de tiempo que transcurre mientras se cumplimenta la solicitud tampoco es largo, ni mucho menos. Lo más destacable en esta fase inicial es la simplicidad del proceso: solo es necesario rellenar el formulario de registro en nuestra plataforma y, eventualmente, enviar los archivos que sean requeridos (DNI, justificante bancario para comprobar el número de cuenta, etc.). No se exigirán otros documentos que a menudo son imprescindibles cuando se solicita un préstamo personal en una oficina de banco (avales personales o bancarios, certificados de haberes, etc.), por lo que la burocracia se reduce al mínimo.
  • Desde cualquier lugar: gracias al diseño responsive de nuestra página web y a la eficiente red de Internet móvil que existe en España, los clientes de Creditocajero.es podrán solicitar su préstamo rápido desde prácticamente cualquier lugar de la geografía nacional, al menos si disponen de un smartphone con tarifa de datos. Si el cliente ya está registrado en nuestra web, notará que el trámite es mucho más cómodo y veloz, pues no necesitará introducir datos personales porque ya estarán registrados en su Área Personal. Lo único que deberá hacer es seleccionar cantidad y plazo mediante los dos selectores, algo muy sencillo con cualquier pantalla táctil.

Algunos ejemplos de cuándo recurrir a los préstamos de dinero urgente

Estas son algunas situaciones límite que dejan de serlo gracias a los préstamos de dinero urgente.

  • Estás en una cola para comprar las entradas de un concierto, que abonarás con tarjeta de crédito.
    • Imprevisto: en ese momento te das cuenta a través tu móvil de que te han pasado un cargo que no esperabas. Como consecuencia de ello, no tienes dinero suficiente en la cuenta para pagar las entradas.
    • Solución: cierras la aplicación de tu Banca Online y abres el navegador de tu smartphone. Tecleas www.creditocajero.es y empiezas a tramitar tu crédito rápido. En 10 minutos tendrás de nuevo dinero para el concierto.
  • Quedan pocos días para que llegue el final de mes, momento en el que cobras puntualmente tu nómina.
    • Imprevisto: tu caldera deja de funcionar, y aún no es verano precisamente. Por tanto, debes llamar necesariamente al técnico para que arregle de urgencia este importante electrodoméstico. Al menos, si no te quieres duchar con agua fría.
    • Solución: das el aviso y justo después de colgar el teléfono, coges tu tablet y tramitas un préstamo rápido con Creditocajero.es. Antes de que el técnico llegue a tu puerta, el dinero lo habrá hecho a tu cuenta bancaria.
  • Estás de viaje y has sacado una buena cantidad de dinero para hacer frente a los gastos habituales de las vacaciones (comidas, entradas a espectáculos, billetes de transporte, etc.).
    • Imprevisto: en un descuido, pierdes o te sustraen la billetera, en la que guardabas el dinero del viaje. Para mayor infortunio, aún no habías sacado el billete de vuelta y en tu cuenta corriente no tienes demasiados fondos como para hacer hacerlo, pues tenías previsto hacerlo en efectivo. Por tanto, en esos momentos no tienes dinero ni para seguir viajando ni para volver a casa.
    • Solución: desde tu teléfono móvil o desde el ordenador para clientes de tu hotel, decides solicitar un préstamo de dinero urgente con el que conseguir la ayuda justa para poder seguir el viaje o comprar el billete de regreso. Tras los 10 minutos de rigor, te acercas al cajero más próximo y sacas el dinero que vayas a necesitar para gastos inmediatos. Por supuesto, lo que no es imprescindible en esos momentos, lo dejas depositado en la cuenta corriente. Al menos, esa es la lección personal y práctica has aprendido con el incidente del viaje.