¿Qué es el ASNEF? ¿Se pueden pedir préstamos estando en ASNEF?

En torno a ASNEF existe mucho desconocimiento y desinformación, que a menudo lleva a tomar decisiones equivocadas en cuanto a economía doméstica se refiere. Por ello, en este post te explicamos qué es este listado de morosos, qué consecuencias tiene para los afectados y si realmente se pueden pedir préstamos rápidos con ASNEF.

Préstamos estando en ASNEF

¿Qué es el ASNEF?

ASNEF es el listado de morosos más famoso de España. Pero conviene aclarar que no es una base de datos gestionada por el Estado, sino un fichero creado por las entidades financieras asociadas y gestionado por una empresa privada. En este caso, Equifax Ibérica. Este fichero es ‘alimentado’ por sus clientes, es decir, empresas de diferente índole (compañías eléctricas, bancos, operadoras de telefonía, etc.) que incluyen en esa base de datos a los clientes que no pagan sus facturas. Es, por tanto, un mecanismo de información entre los clientes de Equifax Ibérica para conocer la identidad de las personas morosas y evitar hacer negocios con ellos.

En cualquier caso, aunque es una base de datos privada, su gestión debe respetar al completo la ley, principalmente en lo que tiene que ver con la Ley de Protección de Datos vigente. Además, cuenta con sus propias normas de funcionamiento, en relación a cuándo se debe notificar la inclusión de una persona morosa en el listado, cómo se pueden consultar los datos personales registrados o cuánto es el tiempo máximo de permanencia.

También conviene aclarar que ASNEF es el listado más famoso, pero no el único. Existen otros ficheros que archivan los datos de morosos o personas con productos de riesgo: RAI, Badexcug o Cirbe son algunos de ellos.

Consecuencias negativas de estar en ASNEF

Aunque no tiene consecuencias penales, lo cierto es que estar en ASNEF dificulta enormemente la vida cotidiana, desde el punto de vista económico. Si una compañía de servicios descubre que tus datos forman parte de este fichero de morosos, perderá la confianza y no seguirá adelante con la tramitación del contrato. Por tanto, algo tan sencillo como dar de alta una línea de teléfono móvil resulta muy complicado. Lo mismo ocurre con cualquier otro servicio en el que debas dar tus datos personales para darlo de alta: Internet, electricidad doméstica, tarjetas de cliente en grandes establecimientos, etc.

¿Se pueden pedir préstamos estando en ASNEF?

Aunque no se puede dar un ‘no’ como respuesta rotunda, lo cierto es que buscar financiación se convierte en toda una odisea para quienes están registrados en ASNEF. Y, en el supuesto de encontrar una entidad crediticia que sí acepte otorgar préstamos estando en ASNEF, las condiciones e intereses que exigen suelen ser poco competitivas.

Soluciones y alternativas a ASNEF

A pesar de que es una situación difícil y desagradable para quien la sufre, estar registrado en ASNEF no es el fin del mundo. El mensaje de optimismo es claro: se puede salir de esta lista de morosos. Una vía para salir es la de la paciencia: la permanencia en ASNEF no puede ser superior a 6 años. Pasado ese tiempo, los datos de la persona morosa deben borrarse. De lo contrario, es el propio afectado el que puede interponer una reclamación ante la Agencia de Protección de Datos.

Como es lógico, 6 años es un periodo muy prolongado, por lo que la otra vía puede resultar más conveniente: saldar la deuda con la compañía que incluyó los datos del cliente en ASNEF. Para ello, quizá sea necesario recurrir a los propios ahorros o a la ayuda de familiares y amigos.

Pero como esta última opción suele ser un mal trago para cualquier persona, lo ideal es evitar a toda costa la inclusión en el fichero de ASNEF. Por tanto, si ya has recibido el requerimiento de pago de la deuda por parte de la compañía (condición indispensable sin la cual no se pueden incluir posteriormente a ninguna persona en el fichero), estas son algunos de los consejos que puedes tomar en consideración:

  • Ponte en contacto directamente con la compañía y negocia una solución, ya sea un plan de pago a plazos, una prórroga u otra vía alternativa.
  • Solicita un microcrédito: son fáciles de solicitar y urgentes. En apenas 10 minutos puedes tener en tu cuenta bancaria el dinero necesario para saldar tu deuda.

En Creditocajero.es podrás solicitar hasta 300€ al momento, a cualquier hora del día, todos los días del año. Y si eres cliente habitual, dado de alta en nuestro programa de fidelización, esa cantidad podrá ascender a 1.000€. Por lo que respecta al plazo de devolución, tienes desde 5 días hasta un mes para ello, con la ventaja añadida de que todos los trámites son a distancia y por Internet. Sin duda, una solución a corto plazo para evitar la inclusión en este fichero o la complicada (y onerosa) tarea de pedir préstamos online estando en ASNEF.