Tipos de préstamos para emprendedores

La retórica que escuchamos a diario en los medios de comunicación y en los anuncios publicitarios no deja lugar a las dudas: hay que cuidar a los emprendedores porque son fuente de riqueza y generadores de empleo. Sin embargo, quienes se hayan animado a montar un negocio o iniciar una actividad por su cuenta se habrán topado ya con la cruda realidad: el acceso a la financiación es más bien un obstáculo, cuando en realidad debería ser una ayuda. En estas líneas te contamos cuáles son los préstamos para emprendedores que se pueden solicitar actualmente y algunas alternativas a lo que ofrecen las instituciones oficiales. Entre estas alternativas destacan los minicréditos de Creditocajero.es, ejemplo de herramienta flexible y novedosa.

Tipos de préstamos para emprendedores

Préstamos para emprendedores que conceden las Administraciones públicas

Las Administraciones públicas, ya sea a nivel local, regional o nacional, tratan de dinamizar la economía por medio de muchas vías, como las exenciones fiscales o las líneas de financiación. En este sentido, el ICO es el gran referente, que concede créditos a unos precios más bajos en comparación con los que ofrecen los bancos. Sus productos van dirigidos a las empresas y los emprendedores en general, pero también tiene líneas específicas para otros cometidos más concretos, como promover la innovación tecnológica (ICO Innovación Fondo Tecnológico) o solicitar un anticipo de las facturas comerciales aún no cobradas (ICO Crédito Comercial). El importe máximo a solicitar suele ser 12,5 millones de euros.

Las Comunidades Autónomas también tienen competencias a la hora de dar financiación a los emprendedores, ya sea de manera directa o a través de otras instituciones relacionadas. Un buen ejemplo es AvalMadrid, una Sociedad de Garantía Recíproca de la que la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid es el principal socio protector. Sus productos dirigidos a pymes y autónomos son el préstamo, el leasing y otras ayudas para gastos corrientes o pagos a proveedores.

Además, como comentábamos en otros artículos, algunos ministerios también se encargan de lanzar ayudas y créditos para determinadas empresas y emprendedores. El que más iniciativa tiene es el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, con líneas como Emprendetur I+D+i, orientada a la innovación en el sector turístico.

Créditos para emprendedores por entidades privadas

Los bancos, en el marco de su estrategia comercial, también tienen a los emprendedores en el punto de mira. Pero los créditos a este colectivo no son siempre un fin en sí mismo, sino una forma de lograr otras ventas relacionadas, por ejemplo Cuentas Negocios, seguros o tarjetas de crédito. Los importes que ofrecen las oficinas bancarias son variados, aunque suelen ser de rango medio y alto: superiores a 5.000€ ó 10.000€ euros. Esto supone que el calendario de pagos para su devolución es muy extenso, lo que encarece el préstamo a la larga.

Mención especial merecen las agrupaciones empresariales o de autónomos, como las Cámaras de Comercio o las asociaciones de autónomos como ATA. En estos casos, si bien no ofrecen créditos de forma directa, sí ayudan en la mediación y en el asesoramiento, por lo que la información que proporcionan suele ser de gran utilidad.

Los minipréstamos, una alternativa en auge

Pero si hay una herramienta de financiación verdaderamente en auge, esa es la de los minipréstamos online. Pese a que muchos lo asocian a situaciones de emergencia, cada vez más emprendedores y autónomos recurren a ellos como solución inmediata a problemas concretos.

En el caso de los emprendedores, un microcrédito puede ser un balón de oxígeno para conseguir liquidez mientras llegan otros préstamos de mayor envergadura. También es una solución para gastos corrientes durante los inicios, cuando el negocio todavía no ha cobrado lo que ya ha facturado en sus primeros servicios o en sus primeras ventas.

La principal ventaja que los emprendedores encuentran en micropréstamos como los de Creditocajero.es es su permanente disponibilidad: 7 días a la semana, 24 horas al día, los 365 días del año. De hecho, nuestra plataforma cuenta con un software avanzado para la verificación automática de los datos proporcionados, lo que te permite recibir hasta 1.000€ en tan solo 10 minutos (los usuarios nuevos tienen un límite de 300€, que va incrementando cuando devuelven satisfactoriamente el primer minipréstamo y se acogen al programa de fidelización).

Otra de las ventajas es que no están sujetos a ningún papeleo ni burocracia. En nuestra plataforma no se te pregunta en qué quieres emplear tu dinero: eres libre de dedicarlo a inversiones productivas, circulante o pago de impuestos, entre otras muchas opciones. En cambio, en todos los créditos concedidos por el ICO o los bancos, sí se debe especificar su uso futuro e incluso realizar una memoria o proyecto detallado.

Además, nuestros préstamos son muy valorados por los emprendedores más ‘tecnológicos’, puesto que se pueden solicitar no solo a través de un ordenador personal, sino también utilizando un smartphone o una tablet con conexión a Internet: gracias al diseño responsive de nuestra web, tendrás acceso a financiación te encuentres donde te encuentres.