Préstamos sin aval, en Creditocajero.es

En Creditocajero.es somos prestamistas sin aval con años de experiencia y con un grupo financiero de prestigio que nos respalda: Friendly Finance. Esto reporta grandes ventajas y facilidades a nuestros clientes, a las que añadimos otras. Por ejemplo, la de conceder préstamos sin aval y sin nómina, como veremos más adelante.

Antes de entrar a valorar las ventajas de nuestra financiación sin aval, es conveniente recordar qué es exactamente un aval. Un aval es un documento firmado por una tercera persona (un familiar, amigo o socio), un banco o cualquier otra entidad según el cual el firmante se compromete a pagar la devolución de un crédito si el solicitante no lo puede (o no quiere) hacer. Es, por tanto, un método de seguridad y tranquilidad para el prestamista, que quiere asegurarse de que su dinero prestado será efectivamente devuelto.

Esto tiene dos grandes inconvenientes, de ahí que muchos opten por pedir un préstamos sin aval. El primer inconveniente se da en los avales personales (otra persona se compromete a cumplir con las obligaciones de pago): supone poner en riesgo económico a otra persona, que no tiene culpa de las eventuales dificultades financieras del solicitante. De hecho, a menudo no está al corriente de las mismas. El otro inconveniente se da en los avales bancarios: tramitarlos tienen un coste, a veces elevado.

Por suerte, en nuestra web se puede conseguir financiación sin aval. ¿Por qué? Muy sencillo: no nos hace falta. Como veremos en el siguiente punto, los avales suelen requerirse en operaciones de cierta envergadura. Sin embargo, nuestros microcréditos son siempre pequeños (hasta 300€ en la primera solicitud). Por ello, consideramos que cualquier persona con unos requisitos mínimos (ingresos periódicos y mayoría de edad, principalmente) puede hacer frente a la devolución de un préstamo sin aval.

prestamos sin aval


Cuál es la mejor financiación según tus necesidades?

La mejor financiación es siempre la que mejor se adapta a tus necesidades económicas. En función de la cantidad y el plazo que necesites, tendrás diferentes opciones a tu alcance. De manera general, estas son las dos grandes opciones:

  • Préstamos con aval y de gran importe: son dos conceptos inseparables, pues un banco siempre solicita un aval para cubrirse las espaldas en una operación con mucho dinero en juego. No obstante, es la mejor opción cuando se necesita una cantidad elevada para comprar un coche, para pedir una hipoteca o para hacer una gran inversión empresarial.

Existen otras soluciones de financiación personal, como los préstamos personales online de cuantía mediana o las tarjetas de crédito con diferentes límites de capital. Sin embargo, a pesar de que su importe es más reducido, los prestamistas exigen la firma de un contrato con condiciones rígidas, entre las que suelen estar los avales.

  • Préstamos sin aval de importe bajo: aunque la TAE es más elevada en estos casos, acudir a prestamistas sin aval como Crédito Cajero puede compensar en términos de rapidez, facilidades y privacidad. Perfectos, por ejemplo, para pequeñas compras de tecnología, gastos imprevistos de la vida cotidiana o el pago de sanciones en período voluntario sin recargos.

¿Qué otros papeleos omitimos?

Nuestra web se caracteriza por una gran flexibilidad, pues nos adaptamos a muchas situaciones personales. Admitimos a trámite peticiones que en otras entidades son rechazadas. Un buen ejemplo de ello tiene que ver con las fuentes de ingresos. Mientras en los bancos y otros sitios web se exige que el solicitante tenga un puesto de trabajo como asalariado, en Crédito Cajero proporcionamos préstamos sin aval y sin nómina.

Esto quiere decir que consideramos como válidas otras muchas fuentes de ingresos. Rentas de trabajadores autónomos, prestaciones por desempleo, pensiones por jubilación, becas de investigación, subvenciones públicas, etc. Eso sí: será necesario presentar un comprobante para poder acreditar que esos ingresos son actuales y lo suficientemente elevados como para pedir un crédito de estas características.

Además de los préstamos sin aval ni nómina podemos hablar también de los préstamos sin aval y con ASNEF. En este caso, se trata de minicréditos que concedemos sin tener en cuenta las deudas reflejadas en esta lista de morosos. Conviene realizar una puntualización importante en este punto: las deudas reflejadas en ASNEF pueden tener una naturaleza variada (deudas comerciales con empresas de servicios, créditos impagados a bancos, etc.). Si en nuestro periodo de verificación comprobamos que el solicitante forma parte de ASNEF, entraremos a identificar qué tipo de deuda tiene. Si el importe no es elevado y no tiene un carácter financiero, procederemos a tramitar la solicitud en las mismas condiciones que otras peticiones.