Qué son los créditos ICO y cuáles son sus alternativas

Los créditos ICO son préstamos que tienen como fin facilitar el acceso a la financiación a empresas y autónomos, puesto que los convoca el Instituto de Crédito Oficial, una institución pública del Estado español que ofrece condiciones más ventajosas que las entidades bancarias, a pesar de que son éstas últimas las encargadas de tramitar los préstamos bajo las directrices del ICO. En este artículo conocerás más sobre sus principales usos y la forma de solicitarlos, así como algunos casos en los que los minipréstamos de Creditocajero.es suponen una solución más efectiva.

Principales usos de los créditos ICO

principales usos de los créditos ico

La gran mayoría de los préstamos ICO van dirigidos a autónomos y empresas de todos los tamaños, desde pymes a grandes compañías. Por tanto, sus principales usos tienen que ver con las actividades empresariales. Por ejemplo, la inversión inicial para emprender un negocio, que se suele canalizar a través de la Línea Empresas y Emprendedores. Con ella también se pueden financiar otros aspectos del día a día de una empresa, como la adquisición de vehículos profesionales u otros activos, ya sean nuevos o de segunda mano.

Algunas empresas también utilizan estos créditos ICO para solucionar problemas estructurales de liquidez, algo que en tiempos de crisis ha ido en aumento. Existen otras líneas ICO más específicas, dirigidas a sectores concretos, como la producción cinematográfica o el comercio minorista, a quienes se ofrecen facilidades relacionadas con su actividad.

Para autónomos y empresas más avanzadas están las líneas ICO Internacional, cuyo objetivo es financiar el proceso de internacionalización de una empresa o promover su actividad exportadora

Más allá de sus usos profesionales y empresariales, hay una excepción que acerca los créditos ICO a los particulares: la rehabilitación de viviendas. Quienes vayan a acometer reformas en su casa o en su comunidad de propietarios pueden solicitar estos préstamos para financiar materiales, mano de obra y minutas de los profesionales relacionados con el proyecto, como arquitectos o aparejadores.

Cómo solicitar un crédito ICO

Si estás interesado en pedir un préstamo ICO dentro de cualquiera de las líneas disponibles, lo primero que tendrás que hacer es acudir a una oficina bancaria de tu zona. Puede ser tanto tu banco habitual como otra entidad en la que no seas cliente, puesto que su función es solo la de mediar entre el ICO y tú. Salvo excepciones, los principales bancos y cajas de ahorro españolas realizan esta labor de mediación.

Los profesionales de la oficina bancaria a la que acudas te informarán y asesorarán sobre las diferentes líneas de crédito, y te harán entrega de la documentación a rellenar para poder solicitar un crédito ICO. Durante los siguientes días deberás proceder a cumplimentar los impresos y preparar los documentos que se te requieren, como informes sobre el proyecto a financiar. Cuando tengas todo preparado, deberás entregarlo en la misma oficina bancaria a la que acudiste y esperar su aprobación por parte del ICO. 

Minipréstamos online frente a créditos ICO: cuándo recurrir a esta alternativa

Pese a que los préstamos ICO cumplen relativamente bien con su objetivo de facilitar la financiación profesional, hay casos en los que es mejor recurrir a otros sistemas crediticios, como los minicréditos online. Estos son algunos de ellos:

  • Cuando se ha terminado el periodo de vigencia de los créditos ICO: los préstamos ICO no siempre están disponibles, puesto que están sujetos a convocatorias, que normalmente se aprueban a comienzos de año y tienen validez hasta finales de ese mismo año. Pero entre diciembre y enero hay semanas en las que no se pueden solicitar los créditos ICO por haber finalizado el plazo de validez. Si tu empresa necesita liquidez durante ese periodo, la solución más rápida son los minipréstamos online.
  • Cuando se necesita una aprobación instantánea: aunque el plazo de solicitud esté abierto, el periodo que transcurre hasta su aprobación varía en función de la oficina bancaria a la que te dirijas. En el mejor de los casos, no pasarán menos uno o varios días hasta recibir una resolución positiva. Muchos de los minipréstamos de Creditocajero.es se suelen concecer y recibir en cuenta en apenas 10 minutos, por lo que son ideales para solucionar problemas de tesorería inmedatamente.
  • Cuando el importe a solicitar es demasiado pequeño: en esos casos no merece la pena invertir todo el tiempo que requieren los desplazamientos a la oficina bancaria y la preparación de los documentos para la solicitud de un crédito ICO. El tiempo es dinero, especialmente en el mundo profesional, y en Creditocajero.es se pueden conseguir desde 50€ hasta 300€ de forma inmediata, cifras razonables solo si se invierte un rato en su tramitación.
  • Cuando quien realiza la solicitud es un particular y no va a destinar ese crédito a la rehabilitación de viviendas: nuestros minicréditos online los puedes utilizar para lo que sea, desde caprichos personales a situaciones de emergencia familiar, algo que no es posible con los créditos ICO.