Qué son los préstamos rápidos online

Los préstamos rápidos online se han convertido en una herramienta muy popular en la economía familiar. Y no por casualidad. Este sencillo método de financiación ha venido a llenar el hueco que dejaban los bancos y las entidades crediticias, beneficiando a todas las personas que no podían acceder a los préstamos tradicionales. En estas líneas te contamos qué son y cómo funcionan en Creditocajero.es.

Lo que define a los préstamos rápidos online lo encontramos precisamente en el nombre: son créditos casi instantáneos (rápidos) y a los que siempre se puede estar conectados (online). En el primer caso, para que un crédito se considere veloz, debemos considerar el tiempo que pasa desde que se envía la solicitud hasta que se aprueba y se recibe el dinero en la cuenta: con Creditocajero.es, ese intervalo de tiempo es de apenas 10 minutos, algo impensable para bancos y otras compañías, que pueden llegar a tardar días o semanas hasta tomar una decisión y facilitar a ese dinero al cliente.

Por otro lado, la palabra online nos indica que estos préstamos siempre están disponibles para ti. De hecho, en nuestra web los tienes a tu alcance las 24 horas de los 365 días del año. Lo único que hace falta es tener conexión a Internet, algo que la inmensa mayoría de los ciudadanos ya ha logrado, sea en el ordenador de casa o en los dispositivos móviles tan de moda.

prestamos rapidos online

¿Qué hace posible un préstamo rápido online?

Hay muchos factores que han contribuido a la popularización de los préstamos online: la universalización de Internet, la mayor cultura del crédito entre la población, las nuevas necesidades de financiación de las familias… Pero hay dos aspectos muy concretos que han sido clave. El primero de ellos es el desarrollo de un sistema de verificación automático de las solicitudes, lo que permite estas se aprueben instantáneamente si los datos son correctos y verídicos.

El otro factor de nuestro tiempo que ha favorecido a la difusión de estos créditos es la irrupción de los smartphones y las tablets. Como cuentan con conexión a Internet móvil o, en su defecto, capacidad para conectarse a una red WiFi, el usuario puede acceder desde cualquier lugar y a cualquier hora a la web de Creditocajero.es, que además dispone de un diseño responsive para que el contenido se vea correctamente en cualquier dispositivo y la herramienta funcione tan bien como en un ordenador de sobremesa.

Estas ventajas están provocando que los créditos rápidos por Internet sustituyan a otros métodos tradicionales de financiación. Por ejemplo, a los préstamos tradicionales, que requieren un papeleo mucho mayor y cuyas elevadas cantidades de dinero a prestar no son una solución válida para quienes solo necesitan pequeños importes. Muchos usuarios utilizan los préstamos rápidos online como alternativa a las tarjetas de crédito, puesto que su inmediatez es prácticamente similar pero con la ventaja de que solo tienen gastos de gestión cuando se usan, mientras que las tarjetas de crédito generan comisiones incluso si no se utilizan. También son muchos los autónomos que recurren a este tipo de préstamos personales como alternativa a los ICO, pues son más eficaces para resolver problemas de tesorería. Además, pueden sustituir a otros recursos personales de financiación, como los giros postales de familiares o la venta de oro y objetos de valor en el mercado de segunda mano. 

Cómo funcionan los préstamos rápidos online en Creditocajero.es

El funcionamiento de estos créditos en Creditocajero.es es muy sencillo y se resume en cuatro etapas:

  1. El usuario se registra en nuestra página web para poder hacer uso del Área de Cliente. Para ello tendrá que rellenar un formulario y aportar sus datos personales.
  2. El usuario selecciona la cantidad que quiere pedir y el plazo en el que lo quiere devolver.
  3. La solicitud queda aprobada y el dinero se envía inmediatamente a la cuenta bancaria del usuario.
  4. Dentro del plazo indicado en el Paso 2, el usuario devuelve el importe del préstamo más los gastos de gestión, que aparecen reflejados en todo momento.

Además de estas cuatro fases, se puede añadir una quinta, que es lo que diferencia a Creditocajero.es de otras compañías de créditos rápidos: el programa de fidelización. Para formar parte de este programa lo único que es necesario es ser cliente registrado en nuestra plataforma, haber solicitado algún préstamo online y haberlo reembolsado según las condiciones acordadas, es decir, dentro del plazo indicado.

La principal ventaja de formar parte de este programa de fidelización es que de esta manera la cantidad de dinero a solicitar es mucho mayor: si un usuario normal puede pedir un máximo de 300€ de crédito, los ‘fieles’ pueden solicitar hasta 1.000€. Por otro lado, la cantidad mínima que se puede disfrutar con los préstamos rápidos online de Creditocajero.es es 50€.