Regalos de navidad

Los regalos de Navidad son un gasto ineludible para cualquier persona. Y el buen hacer de Papá Noel y los Reyes Magos no es suficiente: hay que ayudarles con las compras, especialmente con lo que tiene que ver con el pago de todos esos regalos. En este artículo te damos algunas ideas interesantes sobre ello, que te servirán para ahorrar dinero y para que te resulte más fácil afrontar ese gasto. Toma nota.

regalos para navidad

Planifica los regalos de Navidad

Por muy lejano que parezca el final del año, los regalos de Navidad son un gasto que hay que hacer frente tarde o temprano. Como veremos en el siguiente punto, mejor temprano que tarde, pero lo más importante es que se haga de forma planificada, puesto que se trata de un gasto que podemos considerar fijo: no son de vital importancia como la compra del mes, el transporte o la hipoteca, pero a nadie le gusta pasar el mal trago de no regalar en estas fechas por culpa de estrecheces económicas. Por tanto, define tu presupuesto para las compras navideñas, a ser posible dentro de una planificación anual. De esa manera, si algún mes tienes remanente en tu cuenta, puedes dedicar ese excedente a cubrir los gastos navideños.

Compra con antelación

Este artículo verá la luz a pocos días de la Navidad, pero tiene total vigencia para el futuro, por lo que puedes tener en cuenta este consejo para los próximos años: compra con antelación, pues te podrás beneficiar de importantes descuentos. Campañas como las del Black Friday a finales de noviembre u otras promociones en grandes superficies superficies te harán ahorrar un buen porcentaje del precio a pagar y te ayudará a repartir el gasto a través de varios meses, en vez de concentrar todo el desembolso en el mes de diciembre o enero.

Pospón o fracciona el pago de los regalos de Navidad

La opción contraria a las compras con antelación también puede ser una buena solución para tus arcas: posponer el pago. Algunos establecimientos lanzan ofertas del tipo “Compra ahora y paga después de las Navidades”. Esto te permitirá hacerte con el producto en cuestión aunque tu situación no sea muy boyante y retrasar el pago para un momento en el que sí tengas mayor desahogo.

Sin embargo, no todos los establecimientos ofrecen esta posibilidad. Ni mucho menos. De hecho, son pocos los que se pueden permitir realizar este tipo de campañas, a menudo pertenecientes a grandes cadenas. Por tanto, en la mayoría de comercios, especialmente los de pequeño tamaño, tendrás que abonar el precio del producto en el mismo momento de realizar la compra, lo que obliga a encontrar otra solución. Una de ellas puede ser el fraccionamiento: las compras a plazos pueden ser interesantes, aunque también presentan algunos inconvenientes. Por ejemplo, que suelen estar reservadas para grandes compras. También hay que tener en cuenta que las exigencias de las compañías financieras suelen ser exigentes: tener nómina, hacerse socio de un club, etc. Y por último, vuelve a surgir el mismo problema de antes: solo unos pocos establecimientos, pertenecientes a las grandes cadenas, pueden ofrecer esta forma de pago.

Pagar los regalos de Navidad con microcréditos online

Existe una opción que da solución a todos los anteriores inconvenientes: los microcréditos online. Esta forma de pago no es ni un aplazamiento del pago ni un fraccionamiento, puesto que el precio del artículo se abona en el momento. Se trata de una forma rápida de conseguir liquidez con la que realizar el pago, devolviendo el crédito más adelante, según las preferencias del solicitante (en Creditocajero.es, con hasta 31 días de plazo).

Lo bueno de este método es que se pueden pedir cantidades realmente bajas (desde 50€), algo que no suele ser posible con el método de financiación a plazos de los grandes comercios. Además, su extraordinaria rapidez permite al cliente recibir el dinero en pocos minutos. Esto, unido a que se puede realizar la solicitud desde un smartphone, posibilita que el cliente consiga el dinero necesario para la compra sin ni siquiera salir del establecimiento.

Otras ideas para facilitar el pago de los regalos

Además de estos métodos de pago, existen varias maneras de hacer más llevadero el pago de los regalos de Navidad. Por ejemplo, realizando el clásico juego del Amigo Invisible: en un grupo mediano (desde cuatro personas), se sortean secretamente los nombres de los participantes de tal forma que todos reciban un regalo pero solo realicen una sola compra. De esta manera, todos reciben un presente y se ahorran el dinero y el esfuerzo de tener que comprar un regalo para cada miembro del grupo.

También puedes optar por la opción de los regalos compartidos: varias personas que se ponen de acuerdo para unir fuerzas y fondos de cara a un regalo concreto. Esta solución permite dividir el gasto o, cuando menos, reducirlo por persona. Y a pesar de esa reducción, la suma total final puede ser lo bastante elevada como para comprar algo que de manera individual sería imposible.