Todo lo que debes saber sobre los préstamos online

Los préstamos online se han convertido en una de las mejores opciones a la hora de conseguir financiación en pequeñas cantidades. Ofrencen multitud de ventajas frente a las que no pueden competir las entidades bancarias tradicionales. Su flexibilidad, rapidez y comodidad son algunos de los motivos por los que cada vez más usuarios prefieren solicitar sus préstamos a través de internet, desde la comodidad y privacidad de su hogar.

¿Qué son los préstamos online?

Los préstamos online, también conocidos por otros nombres como miniprestamos o microcréditos rápidos, son préstamos que se gestionan completamente a través de Internet y que ofrecen compañías alternativas a los bancos y a las entidades crediticias tradicionales. No obstante, las compañías que ofrecen estos servicios financieros son de total solvencia, como es el caso de Creditocajero.es, que pertenece al grupo Friendly Finance, con amplia experiencia en Europa.

Estos préstamos online suelen tener una característica en común: la cantidad prestada no es elevada y el plazo de devolución tampoco es excesivamente largo. En el caso de Creditocajero.es, el importe máximo que se puede percibir es 300€ si es la primera vez que solicitas un préstamo, mientras que el plazo máximo de devolución es de un mes (31 días). Todo ello ayuda a agilizar todos los trámites, tanto en la concesión como en la devolución.

Image title

Ventajas de los préstamos online

Estas características de los préstamos personales online conllevan una serie de ventajas muy interesantes para los usuarios:

  • Rapidez: en la mayoría de los préstamos gestionados en nuestra plataforma solo pasan 10 minutos desde el momento en el que se envía la petición a través del formulario hasta que el usuario recibe el dinero en su cuenta bancaria. Por ello, estos préstamos personales también pueden recibir el nombre de préstamos urgentes o préstamos online inmediatos.
  • Flexibilidad: cada usuario elige las condiciones del préstamo según sus preferencias. Esto se realiza de forma sencilla a través de dos selectores: el de cantidad y el de plazo. En el primero, se puede elegir desde 50€ hasta 300€. En el segundo, desde 5 días hasta 31. Todas las combinaciones son posibles, sin necesidad de dar explicaciones.
  • Sencillez y comodidad: el registro y la tramitación del préstamo son pasos muy intuitivos, al alcance de cualquier usuario con conocimientos básicos de Internet. Y todo el proceso es 100% a distancia, desde casa o a través de dispositivos móviles, sin necesidad de realizar desplazamientos. Además, se puede realizar en cualquier momento: Creditocajero.es está operativo 24 horas al día, todos los días del año.
  • Universal: prácticamente todas las personas mayores de edad pueden acceder a los mismos, a diferencia de los préstamos de los bancos, cuyas rígidas condiciones impiden a muchos usuarios acceder a esa financiación.
  • Seguridad y discreción garantizada: los datos personales enviados a través del formulario están protegidos con protocolos de seguridad avanzada. En el caso de Creditocajero.es, el sitio web está verificado y certificado por la prestigiosa compañía Godaddy y se respeta completamente la Ley de Protección de Datos 15/1999.
  • Transparencia y claridad: Creditocajero.es ofrece la ventaja añadida de informar claramente y desde el primer momento cuáles son los gastos de gestión. Esos gastos dependen de la cantidad solicitada y del plazo de devolución, y aparecen indicados en el mismo momento en que se eligen las condiciones del préstamo en el selector. Además, son los únicos gastos que se deben sufragar, puesto que no hay comisiones por amortización anticipada, por apertura o por otros conceptos.

¿Para qué se usan los préstamos online?

Cada persona puede emplear un préstamo online en lo que quiera. Estos son algunos de los usos más habituales:

  • Para pagar gastos imprevistos: nadie está a salvo de recibir una multa inesperada o de tener que acometer una obra de urgencia, por ejemplo. Situaciones para las que se necesita una pequeña ayuda, incluso si se tienen ahorros, puesto que lo que se quiere evitar en muchos casos es descuadrar las cuentas. Estos préstamos por Internet lo hacen posible.
  • Para tener mayor liquidez: a veces no se pueden afrontar gastos corrientes por motivos ajenos, como el impago de una nómina o una paga extra. El alquiler, la hipoteca o los recibos de la casa no pueden esperar, así que se presentan como una solución temporal a ese problema.
  • Para darse un pequeño capricho: un regalo a la pareja, unas entradas para un concierto de música, unos días extras en las vacaciones de verano o cualquier cosa que no pueda esperar unos días. A veces, disfrutar el momento, “aquí y ahora”, tiene un coste, que con Creditocajero.es se puede asumir.
  • Alternativa a las subvenciones para autónomos o emprendedores: estos préstamos online se pueden emplear también como ayuda a pequeñas inversiones en un determinado negocio, ya sean productivas o de gastos corrientes. La inmediatez con la que se recibe el dinero es una ventaja que valoran muchos empresarios y trabajadores por cuenta propia, en contraposición a los interminables papeleos y listas de espera que van aparejadas a las subvenciones públicas.