8 pequeños trucos para comprar barato

Comprar barato es algo común a todas las personas. Da igual cuántos ceros tiene tu cuenta bancaria: si nos lo ofrecen por 2 en vez de 3 (o 2.000 en vez de 3.000), será imposible decir que no. Por eso, en Creditocajero.es hemos recopilado 8 pequeños consejos para ahorrar en las compras y, con ello, estirar un poco más el dinero que percibirás cuando solicites uno de nuestros minipréstamos online. ¡Toma nota y tu bolsillo lo notará!

Saca tu instinto de ‘cazaofertas’

No hace falta que recorras todos los supermercados de tu ciudad, pero sí puedes estar al tanto de varios puntos de venta que te queden a mano. Hazte socio de su club de clientes (prácticamente todas las medianas o grandes superficies tienen algún programa de fidelidad), consulta sus catálogos antes de hacer la compra del mes y aprovecha las ventajas de cada supermercado. Normalmente, las ofertas actúan como gancho: atraen al cliente para que, además de esa promoción, compren otros productos. Pero aquí se trata de lo contrario: integra las diferentes ofertas dentro de tu lista de la compra, que puede ser cerrada pero con cierta flexibilidad para acomodar estos productos en oferta. Por ejemplo: si necesitas 1 kg de carne blanca, te puedes decantar por pollo o pavo según la oferta.

Compara precios móvil en mano

Gracias a Internet y, sobre todo, a los smartphones con aplicaciones online, es mucho más fácil comprar online barato. Hazte usuaria o usuario de los grandes portales y, cuando estés en plena jornada de compras, compara los precios de los productos que tienes en tu mano con los que ofrecen estos otros stores. Si no te importa esperar unos días a que te lleguen a casa, esta estrategia te ayudará a ahorrar unos cuantos euros, especialmente si el envío del producto es gratuito (muchos sitios ofrecen esta ventaja de una u otra manera). Además, así estarás combatiendo uno de los problemas de comprar online: no disponer del producto físico en tu mano para valorar realmente sus características. Pero así, ¡sí que lo podrás hacer!

¿Viajas a menudo? Duty Free y Tax free

Si viajas a menudo, entonces una jornada de shopping por países extranjeros puede ser otra buena manera de ahorrar en las compras, especialmente fuera de la UE. A la vuelta de tu estancia en un país extracomunitario podrás solicitar el reembolso del IVA pagado en dichas compras, si el importe de ellas supera una cantidad mínima (en cada país es diferente, pero suele rondar los 100€ como mínimo). Es lo que se conoce como Tax Free. En cambio, en las tiendas Duty Free de los aeropuertos, los productos están ya libres de impuestos locales. En cualquier caso, recuerda el punto 1: compara, pues a veces esos artículos no son más baratos por el simple hecho de carecer de impuestos.

Last minute que se puede prever

Las compras last minute se asocian a billetes de avión: las aerolíneas, para evitar fletar el vuelo con plazas vacías, rebaja enormemente sus precios en los días o instantes antes de la salida. Pero esa estrategia no solo ocurre en el sector de los viajes, sino también en otros como el de la alimentación. Y se pueden prever. Infórmate y seguro que encuentras por tu zona carnicerías, panaderías, pescaderías o cualquier otra tienda de productos frescos que rebajan sensiblemente el precio momentos antes del cierre de su establecimiento. En especial, en aquellos productos cuya fecha de caducidad está al caer. Pero si lo vas a consumir inmediatamente, seguro que eso no te importará demasiado.

‘Avísame cuando baje de precio’

Una de las opciones más prácticas de las tiendas online modernas es el ‘Avísame cuando baje de precio’. Útil cuando has encontrado tu producto, no te corre prisa y no hay problemas de stock, pues el establecimiento tiene unidades de sobra. En ese caso, si ves esta opción de aviso, deja tus datos de contacto mediante el formulario y, si el artículo baja de precio, te avisarán.

A granel o al peso para comprar barato

El embalaje, se paga. Es por ello que, si compras a granel o al peso, el precio final de dos productos de similar calidad será un poco más barato. Además, también puedes contabilizarlo en términos del ahorro: en ocasiones, tiramos a la basura una cantidad del contenido porque es demasiado grande y no nos da tiempo a consumirlo entero antes de la fecha de caducidad.

Espera a las rebajas

Es un consejo básico y clásico, pero no por ello menos cierto. Si no te importa esperar a enero o verano para renovar tu fondo de armario, notarás que tu dinero vale más y con él te llegará para comprar tres camisas en vez de dos, cuatro pantalones en vez de tres y así sucesivamente.

Compra fuera de temporada

Y por último, para comprar más barato también puedes pensar en la temporada opuesta. Si estás de compras un día gélido de invierno y estás pasando frío, eso no evitará que habrá un momento, meses después, en que el calor te llevará a vestir bikini de baño o unas bermudas cortas. Así que, si por alguna razón, lo ves rebajado, ¡es tu oportunidad!

Como última recomendación y como no podría ser de otra forma te dejamos una serie de recomendaciones sobre nuestros servicios que te vendrán genial en caso de que necesites dinero urgente para compras imprevistas. Por ejemplo te recomendamos que eches un vistazo a los préstamos rápidos porque son una muy buena opción para afrontar gastos que no te esperas.

Image title